Comparte con tus amigos

Así como se ha hablado del Ferretismo, Lapuentismo o Lavolpismo podemos comenzar a hablar del Larcamonismo como el estilo más reciente y que da grandes resultados en la liga mx para qué otros DT’s lo pongan en práctica. El estilo de cada uno de los técnicos mencionados antes es importante o dejó una escuela importante aún en nuestros días. Lavolpe jugando a tener posesión de la pelota desde el portero al centro delantero, ir construyendo las jugadas dándole siempre buen trato a la pelota y a los pases buscando los espacios; Lapuente buscando a encerrarse, a no dejar espacios y aprovechar el error del rival para marcar la diferencia también defendiéndose teniendo posesión de la esférica; y Ferreti, a buscar el primer gol y poner a todos casi dentro del área grande a defenderse con orden de ahí el nombre de Tucamión.

En el caso de Nicolás Larcamon, es un estilo más de motivación, conexión y unión entre los jugadores, convencerlo de ir siempre al frente, atacar verticalmente y defender con orden, pero sobre todo como si fuera el último partido, la última jugada, los incita a dejar el 100% en cada balón disputado, los convence que tienen la misma calidad del rival, ya lo dijo en la conferencia de prensa con Chivas la unión de este equipo es un gran obstáculo para el rival y contra esa conexión es casi imposible ganar.

Lo que ha logrado con el Puebla no es casualidad, tres liguillas de forma consecutiva, con jugadores nuevos en cada torneo o diferentes por ventas y nuevas incorporaciones. Sabemos que el Puebla no es un equipo que lo respalde una empresa importante o que pueda sostener a la nómina muy facialmente, al contrario, también vive de la venta de jugadores, es entendible la afición no quiere que se vayan estos jugadores, pero el club tiene que seguir en formación antes de poder retenerlos. Cuando llegó Larcamon, tanto como Omar Fernández y Santiago Ormeño fueron los jugadores que destacaron por lo que el club no lo pensó dos veces cuando tuvo la oportunidad de venderlos, muchos llegamos a pensar que el equipo no sería el mismo y lo dábamos por muerto en el siguiente torneo, más bien no creíamos en la capacidad del argentino como Técnico.

Llegaron jugadores como Aristeguieta o Rojas, de los cuales se esperó bastante al inicio de la temporada y no han rendido aun lo que se espera. Hubo dudas al inicio de la temporada porque parecía que el discurso de Larcamon se había agotado o que al no tener a los jugadores insignia el equipo se caería, las primeras fechas no encontraba la victoria, pero supo sobreponerse a estas adversidades y volver a convencer a los jugadores de lo contrario. Guillermo Martínez y Christian Tabó son las puntas de la lanza de este equipo que ha conseguido nuevamente llegar a la liguilla contra todo pronóstico y por méritos propios.

Algo importante y que muchos técnicos deberían aprender es que las jerarquías quedan de lado (Tata Martino en la selección mexicana). Larcamon no dudo en colocar a Martínez antes que a Aristeguieta a pesar de que el venezolano traía cartel y le pagan bien por ser seleccionado de su país a comparación de Memo Martínez un joven delantero que deambulado por varios equipos de primera y liga de ascenso y que nadie confiaba en él. Se dijo desde que llegó y por eso lo trajeron al Puebla, Larcamon analiza y juega con las posiciones no con los nombres de los jugadores y esto está más que demostrado, no le importan las jerarquías le importa que rindan y den más del 100% en cada uno de los partidos. Salas, Tabó, Silva, Reyes, o el mismo Martínez han exponenciado su nivel con Larcamon como DT.

El poder de convecimiento, la retórica que utiliza, y las emociones que trasmite al jugador son de verdad dignas de aplaudirse, muchos lo hemos dicho, ha hecho más de lo que se esperaba, con la calidad de jugadores que supuestamente tiene. Convence a los jugadores, les brinda su confianza y los enaltece para que logren muchísimas más cosas inclusive de la que ellos imaginaron.

Está en un momento en que ya varios equipos lo están sondeando, Pachuca es el que más suena en el futbol de estufa y no es para menos, no es casualidad su éxito con Puebla. Pero Larcamon está para un equipo más importante merece la oportunidad con Tigres, Monterrey, Chivas o Cruz Azul equipos con una nómina más alta en cantidad y calidad para lograr cosas importantes en su carrera. Por lo pronto espero que con Puebla pueda llegar a cosas importantes como una final de liga o inclusive porque no hasta siendo campeón con la franja.

Soy fan del Larcamonismo.

Por: Guillermo Lemus Legaspi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.