Comparte con tus amigos

“Eso que ustedes llaman disturbios es el único lenguaje que tienen los que nunca son escuchados ”    (Martin Luther King)

Esta vez le toca a la Libertad de Expresión. Es como la bestia de tiro dando vueltas alrededor de la noria, con los ojos vendados. Los derechos políticos de los ciudadanos están tan vigilados desde las “gradas” inquisitoriales del “Deep State” que, es muy difícil encontrar una fisura para ver la luz de la “democracia” al final del túnel del régimen del 78. Son las migajas de unas leyes que deberían haber pasado a mejor vida, pero siguen jodiendo al personal, porque el gobierno de “Farsánchez” está más ocupado en darle vueltas a la mesa de “diálogo”, con Catalunya, hasta que se maree la perdiz, que en sacar la “Ley de seguridad ciudadana” del limbo democrático y llevar la Ley Mordazas al ostracismo, de por vida. Dixit.

Cuando la cosa empieza con unas protestas por el encarcelamiento de Pablo Hasel, cuyas canciones no gusta a la “Ley Mordaza”, por rapear contra la monarquía, aunque la letra a mí tampoco me gusta, pero de ahí a encarcelar a alguien, no deja de inquietar. Lo que subyace detrás de todo esto es, como se ve la Libertad de Expresión desde las “puñetas” togadas, sin que la vergüenza ajena inunde los tribunales. Ya que no se mira de la misma manera, un grupo de Whatsapp de “amiguetes” milicos y exmilicos, con añoranza patriótica de la “unagrandeylibre”, con traje de campaña y gorra de estrellas de 6, 8 y 4 puntas, porque es muy “privado”, aunque en él se viertan consignas de odio y de golpismo, como lo de “matar a 26M de hijos de puta”, que el grupo de Whatsapp de un supuesto CDR, donde Tamara Carrasco informó de una asamblea de los CDR, y por lo que se le atribuyeron los delitos de “terrorismo”, “rebelión” y “sedición” que, era el lote de tres en uno que te adjudicaba la “investigación policial” a la mínima, y que la “Fiscafina” y la “puñeta” de turno de la Audiencia Nacional, la que heredó al TOP franquista, hicieron un “auto de fe”. Es lo que se llevaba en 2018, de cara al “procés”, al juicio contra el independentismo, o si de criminalizar a los CDR se tratase. Hechos que se desinflaron cuando el caso llegó a manos de un juzgado “natural”, como dice la CE del 78: “No da consigna que incite a cometer desórdenes”, considerando “poco serio” cargar la mochila con tantos delitos. Y aquí no pasó nada, a pesar de que después salió absuelta.

También podría servir de ejemplo, la investigación abierta por la susodicha togada, sobre un tuit del portavoz de Unidas Podemos en la Casa de los Leones, Pablo Echenique, a favor de “todos los jóvenes antifascistas que están pidiendo justicia y libertad de expresión en las calles. Ayer en Barcelona, hoy en la Puerta del sol”. No importa quien ponga la denuncia, la “Fiscafina” entra en el juego sucio y nadie está libre de pecado de ser denunciado por “terrorismo” “rebelión” y en todo caso “sedición” que este si cuela. Vade retro.

Tres formas de ver la Libertad de Expresión en las redes sociales, por parte de nuestros inquisidores togados. Y hasta aquí puedo leer…

Es lo que se puede esperar de un estado que ha quedado en último lugar en la lista de las “democracias plenas”, según la 13ª edición del Índice Democrático, de la “Unidad de Inteligencia” de la revista británica The Economist.  Aunque de las cuatro clasificaciones que da el informe: democracia plena, democracia defectuosa, régimen híbrido y régimen autoritario. La democracia de la vicepresidenta Calvo está en el grupo de la “democracia plena” pero en el puesto 23 de los 23 países del grupo. ¡Uyyyy casi se cae! y pasa a ser “defectuosa”. Vive al borde del precipicio de la seudodemocracia. Le ha faltado un pelo. Y en lo referente al funcionamiento del gobierno, tiene una puntuación de 7,14, y en participación política un 7,22, considerados más bien cifras bajas. Así que no me extraña que siempre anden con la boca llena de “plenitud democrática”, viendo el vaso medio lleno, en cambio yo lo sigo viendo medio vacío. Pero no me hagáis mucho caso que llevo gafas de vista cansada. Por cierto, Francia, Portugal, Italia y Grecia, se consideran “democracias defectuosas”, y se han caído del primer grupo. Aunque en “libertades civiles”, Portugal está por encima de España. Ya decía yo que esto de la Libertad de Expresión no tenía buena “pinta”. Y lo de estar en el grupo de la “democracia plena” es que se le han olvidado incluir algunos factores, como, por ejemplo:

A) tenemos un CGPJ, caducado hace más de dos años que sigue nombrando, en situación “ilegal”, a sus “favoritos” en los puestos más “delicados” del poder judicial, con un tufo debajo la toga que echa para atrás.

B) Unos presos políticos y unos exiliados por hacer un referéndum sobre la independencia de Catalunya, pertrechados de una papeleta y una urna, como armas de destrucción masiva. Un Referéndum, puede ser ilegal, pero no ser tratado de golpismo, terrorismo, rebelión, o sedición.

C) En el citado “Índice Democrático”, no creo se tuviera en cuenta, porque esos son asuntos internos del país de la España Global, que tenemos un juez Marchena y sus mariachis, recusados por IU por rechazar la querella contra el emérito, una más de las muchas recusaciones que acumula.

D) O, más de siete veces en que el PSOE, PP y Vox, rechazan investigaciones parlamentarias, sobre el emérito, a pesar de la escandalosa situación.

E) La lista puede ser ampliada a gusto del lector: desde la gestión migratoria en Canarias protestada por el Defensor del Pueblo, hasta lo de que la Mesa del Congreso impide la comparecencia de la ministra de defensa, Robles, para explicar la muerte por torturas de Mikel Zabalza. Intxaurrondo: la casa de los horrores. “¡Que se les ha ido la mano, que se le ha quedado en el interrogatorio!

O ¿Por qué un estado laico mantiene a la Iglesia a costa de todos los ciudadanos, sean religiosos, católicos o ateos? 

Y mientras el país se la juega a “democracia plena” o “defectuosa”, la monarquía española naufraga en Europa y su imagen cada vez más deteriorada vive en una “crisis perenne”. “Vergüenza real” titula el Frankfurter Allgemenie, un reportaje demoledor sobre el emérito. Y aquí no pasa nada.

Y de ahí pasamos a que unas 4.000 personas se manifestaron en Barcelona por la libertad de Pablo Hasel y de camino reivindicar la regulación de los alquileres, sin dejar atrás la derogación de la “Ley Mordaza”, de la reforma laboral, de los antidisturbios de los Mossos (la BRIMO), o la excarcelación de los líderes del procés que, por añadir cosas “nos sobran los motivos”, diría Sabina. Como la “Amnistía total” y la “República”. Y, ahora, viene cuando la matan. Unir la Libertad de Expresión con el Derecho de Manifestación, siempre, surgen elementos que alteran el producto.

Que no eran 4.000 manifestantes los “violentos”. Que estos se manifestaban pacíficamente en un ambiente reivindicativo, queda claro. Que, al terminar la marcha, pequeños grupos (estos sí, de violentos) se dedicaron a romper escaparates, saquear tiendas y provocar incendios, quemando una furgoneta de la Policía o una comisaria de la Guardia Urbana, también. Que, al final, todas las instituciones públicas y partidos políticos han condenado los actos de violencia, sobre todo la del sábado, también. Pero lo que no me queda claro, es que, si hay detenidas 14 “personas”, una de ellas relacionada con la furgoneta quemada, que actuaban muy bien organizados, por la forma de escapar de la policía y reorganizarse, por qué no estaban localizadas y “encapsuladas”, como le gusta decir a Interior. Que, si estaban varios fichados por altercados en otras manifestaciones, que eran “anarquistas”, que lo dudo, que algunos vinieron, expresamente de Turín (Italia), ya no está tan claro. Y mi pregunta va encaminada a la “justicia” que, en estos casos, ante la imagen de violencia ¿Por qué no actúan con más rigor? Y no hablo de los infiltrados, por parte de los violentos y de la propia policía, que sería para escribir una novela. Que, “a bote pronto” me surge otra interrogante ¿Hay connivencia entre unos y otros para acabar con las manifestaciones? O ¿Es pura coincidencia que vistan con el mismo ropaje? “Que soy un compañero, ¡coño!”. No me contesten. Reflexionen.

La cuestión, es que, a los manifestantes se les cuelgan la “medalla” de la violencia. Y así, la “Ley Mordaza” hace su labor de sembrar un censor en cada uno de nosotros. No olvidemos que hay un acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos sobre Derechos y Libertades civiles, que clamaron a voz en grito: “Aprobaremos una nueva Ley de seguridad ciudadana, que sustituya a la “Ley Mordaza”, y que verá la “luz a la mayor brevedad posible”. Pues ahí está la luz, esperando que le pongan pilas, para que brille. Mientras tanto, el ejecutivo “seudosocialista” se aprovecha de las ventajas de la Ley pepera para mantener la mordaza en alto, y los de Podemos tragando sapos y culebras para ver si pasan la prueba del algodón de los jefes de fila del ejecutivo, en su periplo gubernativo. Que lo veo largo.

Y a todo esto, tenemos la tercera oleada de la pandemia del Covid19 campando a sus anchas, como Perico por su casa. Y por mucho que se pretenda cortarle las alas, la velocidad de propagación va más lenta que el caballo del malo de la película, y seguimos mirando a la vacuna como un milagro mariano. Y lavándonos las manos y la mascarilla empañando las gafas.

Aunque en Catalunya, nos podemos dar con un canto en los dientes, ya que las nuevas medidas contra el coronavirus, para la semana del 8 al 14 de marzo, salen como goteo del grifo restrictivo del Govern catalán: Bares y restaurantes pueden abrir ininterrumpidamente desde las 7:30 hasta las 17:00. Ánimo a los de los almuerzos. Lo de las cenas queda para otra semana y si nos portamos bien. Y los comercios, cierre de los no esenciales durante el fin de semana. Hay aforamiento limitado, pero ya estamos acostumbrados a hacer cola. Los bingos, casinos y salas de juegos, cerrados, el que quiera jugar que se compre un parchís, que no hace daño. Y otras medidas para hacer más leve el confinamiento, que sigue siendo comarcal: puedo ir a Terrassa, a unos 20 Km de casa, pero no a Barcelona, que es limítrofe. Pues eso. Y esta Semana Santa la procesión irá por dentro.

Por: Paco González.

04/03/2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.