Comparte con tus amigos

RUMOR SIN FRONTERAS

Rafael Moreno Valle durante su sexenio tuvo tres secretarios de Seguridad Pública –Ardelio Vargas Fosado, Facundo Rosas Rosas y Jesús Rodríguez Almeida– y Miguel Barbosa Huerta, en  2  años  8  meses  de  gobierno  lleva  dos cambios en la misma secretaría, Vicealmirante Ildefonso Amezága, duro 6 meses, agosto 2019 a febrero 2020 y Raciel López Zalazar, 13 meses, febrero 2020 a abril 2021.

Vaya coincidencia de ambos mandatarios –ayer amigos, hoy enemigos, pese al fallecimiento de Moreno Valle-, uno del PAN, el otro de MORENA, al optar e inclinarse por fuereños en Seguridad Pública.

Claro, con excepción del poblano Ardelio Vargas, que estuvo de 2011 a mediados del 2013. Y quien hoy despacha en la subsecretaría de Gobernación.

En marzo del 2020 se anotó en este espacio: “Chiapas invade Puebla”.

¿Por qué invasión?

-Claro, políticamente hablando-

Porque el primer chiapaneco en llegar a Puebla fue Yassir Vázquez Hernández, tuvo que dejar la Presidencia Municipal de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, llevaba un año y meses, ante severos señalamientos de presunta corrupción, incorporándose a la precampaña de Barbosa Huerta de 2019.

En agosto de 2019, el mandatario designó subsecretario del Transporte a Yassir Vázquez, mandaba y ordenaba en la secretaría, pese haber un titular: Guillermo Aréchiga Santamaría, quien el mes pasado fue echado con policías de la dependencia.

En febrero de 2020 Raciel López tomó posesión de Seguridad Pública del Estado y con ello inicia cascada de nombramientos de mandos medios, todos ellos provenientes de Chiapas.

Los chiapanecos estaban lo mismo en dirección de un reclusorio, jefe de custodios, titular de Seguridad Municipal, de la Policía Estatal, hasta en la dirección de Vialidad.

Llegaron para barrer a los mandos policiacos de Puebla.

No dejaron “títere con cabeza”.

Aparejada a la “invasión de Chiapas a Puebla”, se dio con ellos la corrupción, extorsiones, cuotas y demás actos ilegales.

No tenían límite.

Nada los frenaba.

Y la delincuencia no cesó.

Ni se contuvo.

El narcomenudeo se expandió.

Al igual que los crímenes dolosos.

Y la prostitución se expandió.

JUAN SABINES-MIGUEL BARBOSA-RACIEL LÓPEZ

¿Quién invita a los chiapanecos venir a trabajar a Puebla?

Resulta que Juan Sabines Guerrero -2006- iba a iniciar campaña al Gobierno de Chiapas y el dirigente nacional del PRD era Andrés Manuel López Obrador, y Miguel Barbosa era integrante del Comité Ejecutivo Nacional.

López Obrador manda a Barbosa Huerta de Delegado a Chiapas para coordinar la campaña.

Sabines y Barbosa traban amistad que trasciende al término del sexenio sabinista.

Barbosa llega al Senado de la República.

Y Sabines va de Cónsul a la Florida, Estados Unidos.

Y en agosto 2019, Barbosa Huerta asume la gubernatura.

Y es cuando se refrendan los lazos de amistad y afecto.

Y “Chiapas invade Puebla”.

PROCURADOR Y FISCAL DE CHIAPAS DURANTE 10 AÑOS

El mandatario perredista Juan Sabines designó Procurador de Justicia de Chiapas a Raciel López, sucediéndole -2012- en Palacio de Gobierno el verde-ecologista Manuel Velasco Coello, quien lo ratifica y posteriormente se extingue la Procuraduría para dar paso a la Fiscalía General del Estado.

Y Raciel López es designado Fiscal de Chiapas.

Faltándole dos años, sorpresivamente  renuncia a la Fiscalía y Alejandro Gerts Manero, Fiscal General de la República –de

la 4T-, lo manda de Delegado al Estado de México.

Con escasos meses en Edomex, Barbosa lo trae a Puebla y designa Secretario de Seguridad Pública.

Para fortuna de Puebla -y los poblanos- la “ola chiapaneca” duró únicamente 13 meses.

El reverso de la moneda marca casi tres años que el Gobierno de Puebla lleva perdidos en el combate al crimen organizado.

Son 36 meses que nunca, jamás, se recuperarán.

Sin olvidar el caso Florencio Madariaga Granados.

Pero esa es otra historia.

Así, de nueva cuenta cobra vida y vigencia el crudo, pero real, apunte:

“Los carniceros de hoy… serán las reses de mañana”.

¿Quién sigue del “Grupo Chiapas”?

Al tiempo.

Por: Gerardo Pérez García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *