Comparte con tus amigos

La poblana Blanca Lilia Ibarra Cadena, presidenta del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales –Inai-, fue colocada, e involucrada, en el centro del debate y confrontación que sostiene el mandatario nacional López Obrador contra el periodista Carlos Loret de Mola y el portal Latinus, quien reveló la mansión y nivel de vida que lleva José Ramón López Beltrán en Houston.

Ello, porque el Presidente de México le envió una carta “para solicitarle una investigación sobre los ingresos del comunicador”.

Le expone a Ibarra Cadena:

“Como ciudadano y Presidente de la República, les solicito (a los comisionados del Inai) que se lleve a cabo una investigación para hacer públicas las percepciones, los bienes y el origen de la riqueza que posee el señor Carlos Loret de Mola, socios y familiares”.

“Se debe conocer el financiamiento de periodista de élite, debido a que –según AMLO- ganan demasiado por golpear a su gobierno”.

“No es nada más el señor Loret, es que ahí está Latinus y están metidos con el negocio de las medicinas. Por eso es interesante la investigación, porque los que les vendían medicinas a los gobiernos ya no les venden”, expuso el Ejecutivo Federal en su mañanera.

NO CORRESPONDE A
INAI INVESTIGAR

-Ayer- la Comisionada Presidenta del Inai, Blanca Lilia Ibarra respondió al Ejecutivo Federal:

“No puede hacer públicas las facturas de Carlos Loret de Mola, pues la Constitución de México y la Ley General de Protección de Datos Personales protege la información de los ciudadanos”.

Expuso que los artículos 6 y 16 de la Constitución salvaguardan y protegen los derechos de la vida privada de los ciudadanos.

Asimismo, la presidenta del Consejo Consultivo del Inai, Nuhad Ponce Kuri, dejó en claro que la solicitud del titular del Ejecutivo Federal… “no procede y, por lo tanto, no es posible”.

Explicó –en entrevista con El Universal- que “la obligación que rige al Inai es la de custodiar, proteger y garantizar la protección de datos personales del cualquier persona, y a la vez transparentar la información “siempre y cuando sea del orden público”.

“Hablando de un privado no es el Inai la autoridad para obtener esta información o para solicitar; el Inai no es la institución a la que haya que requerirle la información sobre un particular, no importa quién la solicite, porque no está dentro del marco regulatorio”.

El Inai tiene la obligación de transparentar cuando se está hablando de un ente público, pero cuando se trata de un privado no debe publicar la información”.

Concluyó al citar que “27 millones de pesos puede alcanzar la multa a quien cometa faltas en el trato de datos”.

Por cierto, Blanca Lilia es licenciada en Ciencias de la Comunicación, con un caminar en el ejercicio periodístico de 30 años. Le tocó fundar la Asociación de Mujeres Periodistas y Escritoras de Puebla; fue Directora de Comunicación Social del Congreso del Estado y Directora del Canal de Televisión de la Cámara de Diputados.

Antes ocupó la Dirección de Información a Medios de los Estados de la Presidencia de la República.

Y en abril de 2018 fue designada Comisionada del Inai por un periodo de 7 años.

Y en diciembre de 2020 fue electa presidenta del instituto para el trienio 2020-2023.

WASHINGTON INVESTIGA A
4 MIEMBROS DEL GABINETE
DE LÓPEZ OBRADOR

El periodista Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, que publica El Financiero, dio a conocer que “López Obrador tiene pleno convencimiento de que hay en marcha un esfuerzo de un sector del gobierno de Estados Unidos que busca derrocarlo. Lleva semanas con la idea fija, compartida por varios de sus colaboradores más cercanos, de que un “golpe blando” está en construcción”.

“AMLO está seguro de que sus enemigos más poderosos están en Washington, y ya lo empezó a decir con más claridad… No dudo que en la embajada de Estados Unidos en México haya gente respetuosa de la soberanía de nuestro país y otros acostumbrados a la intromisión”.

“No dio mayores detalles ni nadie le preguntó nada, pero se puede afirmar que se refiere a algunas oficinas del Departamento de Estado, del que depende la embajada, y de la CIA en particular, por la fijación que tiene del golpe de Estado a Salvador Allende en Chile, en 1973, que siempre es su referencia de intervencionismo.

“Desde ahí se estaría cocinando el “golpe blando”, como lo aseguran sus propagandistas, que es un término acuñado por Gene Sharp en 1993 sobre el uso de la no violencia como arma política, mediante armas psicológicas, sociales, políticas y económicas.

“López Obrador y el jefe de la estrategia de polarización, Jesús Ramírez Cuevas, están convencidos de que un sector del gobierno estadounidense fue el que facilitó a Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad y a Latinus, los documentos para la elaboración del reportaje sobre la casa gris del primogénito del Presidente”.

Riva Palacio remata:

“En el contexto de los señalamientos “golpistas”, es que en Washington tienen investigaciones en curso sobre cuatro miembros del gabinete de López Obrador que tocan temas financieros y de presuntos delitos vinculados con el narcotráfico.

“Se desconoce quiénes están bajo investigación y el estado de avance en que se encuentran, pero así fue como comenzó a filtrarse la investigación contra el exsecretario de la Defensa, general Salvador Cienfuegos, que concluyó en su captura.

En Palacio Nacional saben que están en la mira de Washington”.

¿Quién sigue después del general Cienfuegos?

Al tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.