Comparte con tus amigos

En el apunte del pasado viernes se anotó que durante la administración del gobernador Luis Miguel Barbosa –van dos años y siete meses- han ido a prisión 10 ex funcionarios y ex alcaldes de las gestiones de Marín Torres, Moreno Valle, Gali Fayad y Pacheco Pulido.

Además, el mes pasado fueron aprehendidos el titular de la Auditoría Superior del Estado y el ex secretario de Movilidad y Transporte, del gobierno morenista de la Cuarta Transformación, que preside Barbosa Huerta.

También se apuntó, que ningún gobierno, durante 44 años, de Alfredo Toxqui hasta Pacheco Pulido, había ejecutado tal número de acciones legales en contra de ex funcionarios púbicos.

Independiente a la aprehensión del ex jefe del Ejecutivo Estatal, Mario Marín Torres por el caso Lydia Cacho –le fueron vulnerados sus derechos humano–, que ejecutaron elementos de la Fiscalía General de la República en Acapulco, donde se había escondido en la casa de su hermana, y su traslado a un penal de Cancún, Quintana Roo, en febrero del año pasado, donde permanece hasta la fecha.

Así, Mario Marín… primer gobernador de Puebla en prisión.

También aconteció con Saúl Huerta Corona, Diputado Federal de Morena por el Distrito 11 de Puebla Capital –iba por la reelección en los comicios de junio pasado-quien está siendo juzgado por violación y abuso sexual en la Ciudad de México.

Así, Saúl Huerta… primer legislador poblano desaforado por el pleno de la Cámara de Diputados.

Vaya historias.

Y hechos que marcaron la agenda social y mediática.

Acontecimientos -todos ellos- de la política gubernamental, de políticos y de la impartición de la justicia poblana.

¿CLAUDIA RIVERA RENDIRÁ CUENTAS O HABRÁ PERDÓN?

Lo anterior viene a colación por el caso de la ex presidenta municipal de Puebla, trienio 2018-2021, la morenista Claudia Rivera Vivanco, quien dejó una herencia deficitaria presupuestal de 21 millones de pesos al nuevo alcalde panista Eduardo Rivera Pérez.

A 4 meses y 23 días de haber terminado la alcaldía, Rivera Vivanco ni se preocupa, menos se ocupa, de solventar los 21 millones de pesos faltantes.

El círculo cercano de Claudia comenta que “la jefa” está “protegida” y “blindada” desde Palacio Nacional.

“Protección” que incluye la dirigencia nacional de Morena, donde su mamá Eloísa Vivanco Esquide preside la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, desde donde ha tejido alianzas con la Secretaria General, Citlalli Hernández y Bertha Luján, encabeza la Comisión Política.

Sus allegados presumen –y alardean- que al mismísimo gobernador Miguel Barbosa Huerta… lo derrotaron al arrebatarle la candidatura al Ayuntamiento en febrero del año pasado.

Y pese a las amenazas y ataques en las mañaneras barbosistas… no doblaron ni arrodillaron a “la jefa”.

De ahí, que doña Claudia viene realizando giras en la ciudad e interior del estado que la lleven a posicionarse, en virtud de que busca encabezar la dirigencia de Morena.

Con el liderazgo estatal, en 2024 se metería a luchar por ser la abandera al gobierno de Puebla.

O bien, buscar nuevamente la alcaldía de la ciudad.

Calculan que a Barbosa no le alcanzará –nuevamente- para poner a su gallo, Gabriel Biestro, en la candidatura a Casa Aguayo en 2024.

Con ironía citan:

Quien no puede lo menos… no puede lo más.

Vale la interrogante:

¿La soberbia de Marín y el minimizar a Lydia Cacho fueron, o no, las causas que finalmente lo llevaron a prisión?

¿Eukid Castañón por romper la tregua con Barbosa, derivó en su encarcelamiento?

¿Francisco Romero no dudó en retar al mandatario, cuando la FGE utilizó a su familia para detenerlo, lo que finalmente le costó ir a San Miguel?

¿Guillermo Aréchiga al traicionar a la maestra Elba Esther Gordillo quedó en la orfandad política y hoy su compadre Rafael Ochoa Guzmán nada puede hacer para ayudarlo a salir de la cárcel?

De ahí que “la jefa” debería analizar el adagio:

“Cuando veas las barbas de tu vecino cortar… pon las tuyas a remojar”.

Sobre todo cuando –trasciende- que Claudia Rivera Vivanco tiene abierta una Carpeta de Investigación en la Fiscalía General del Estado.

Y si ya cayó un ex gobernador… ¿acaso no podrá caer una ex alcaldesa?

¿O habrá perdón y olvido para ella?

Al tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.