Comparte con tus amigos

Ex gobernador de Guerrero –en la era Presidencial del primer Gobierno Federal del PAN, Vicente Fox–, ex dirigente nacional del PRI y actual líder de la bancada tricolor en la Cámara de Diputados, René Juárez Cisneros es claro y contundente al asegurar: “El Revolucionario Institucional presidirá la Mesa Directiva de la 64 Legislatura del Congreso de la Unión”.

“Hay un acuerdo y se tiene que cumplir”.

–Porque– “la palabra se honra”.

Y se tiene la confianza que “se va a honrar la palabra”.

Dijo tener seguridad que se “respetará el acuerdo que le dio vida a la Cámara de Diputados”, donde se acordó que primero Morena presidiría la Mesa Directiva, después continuaría el PAN y el tercer año iría el PRI.

–Por lo que– advirtió:

– “Si se quiere generar un conflicto de gobernabilidad, no cumpliendo ni acatando el acuerdo, al no cumplir la palabra y generar ruido innecesario, están en su derecho de hacerlo”.

“Y nosotros estaremos en nuestro derecho de hacer lo que creamos conveniente hacer en su momento”, apuntó Juárez Cisneros en la entrevista con Foro 21 y Foro de Expresión de Radio en Redes.

Machacó:

Si el escenario cambia… “no nos quedaremos con los brazos cruzados”.

Eso sí lo aseguro, afirmo y firmo. Mas no estoy pensando en que no se cumpla. Estoy en la línea de que se cumplirá.

La carrera política y de administración pública de René Juárez está ligada 100% a la cultura del esfuerzo, donde proviene de una familia y cuna humilde, que para ayudar a su madre en el sostenimiento del hogar… vendía pescado frito en las playas del Puerto de Acapulco.

Mas no se quedó, ni se perdió, en las playas. Por el contrario, ingresó a la Universidad Autónoma de Guerrero donde se recibió de licenciado en Economía. Su tesón y empeño
lo llevaron a ocupar la Secretaría de Planeación y Presupuesto en los gobiernos de Francisco Ruiz Massieu y Rubén Figueroa.

Y de ahí a la Presidencia Municipal de Acapulco 1990/1993–, para continuar su carrera política en la Cámara de Diputados –1994/1997–

Para, finalmente, lograr la gubernatura del estado de Guerrero –1999/2005–

Y en 2012 arribó al Senado de República. Para continuar en la subsecretaría de Gobernación Federal.

El caminar de su niñez y juventud, como su andar en la política de René Juárez se ha caracterizado por remar a contracorriente, de la lucha por ganarse el sustento, el trabajar para sostener sus estudios.

Y en la arena política no le tocó la jauja de las presidencias del PRI. Sus seis años de gobierno fueron los seis años de la Primera Presidencia de México del PAN.

Tuvo un remanso en el Senado de la República durante el mandato de Enrique Peña Nieto.

Para retornar en la dirigencia nacional del PRI en la plena hecatombe de la pérdida de Los Pinos en 2018.

Y ahora en el liderazgo de los legisladores del PRI en la Cámara de Diputados, donde son la tercera fuerza política, enfrenta el avasallamiento de la poderosa bancada de Morena.

Sin olvidar, la Presidencia de México la ostenta Andrés Manuel López Obrador.

Y es donde entra en juego la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara Baja, en un momento de tormenta y caída de la popularidad –52% reprueba su gestión– de López Obrador y su gobierno de la 4T, que lleva a Mario Delgado & compañía, líder de los legisladores morenistas, a “olvidar el acuerdo”: El PRI presidirá el tercer periodo camaral.

Para ello, “están inflando” la bancada del PT –Partido del Trabajo– con la “adhesión voluntaria” de diputados de Morena y PES al PT.

Al inicio 2020, el PT contabilizaba 36 legisladores y sorpresivamente se le sumaron tres diputados de Morena: Pedro Daniel Abasolo, Manuel Huerta y Raúl Ernesto Sánchez; y una del Partido Encuentro Social –PES–: Elva Lara Torres, con lo que sumó 40.

Y el martes pasado se adhirieron dos más de Morena: Eraclio Rodríguez Gómez y Leticia Díaz Aguilar.

Con esto, el PT suma 42 diputados federales y está a cuatro de igualar el número de 46 que tiene el PRI.

Jugada morenista para impedir que la bancada tricolor asuma la Presidencia Camaral.

De ahí el apunte de René Juárez Cisneros: “Hay un acuerdo que se tiene que cumplir”.

–Porque–, “la palabra se honra”.

Queda la interrogante en el imaginario legislativo de San Lázaro: ¿Morena cumplirá su palabra?

¿O Mario Delgado acatará la orden superior… nada con el PRI?

¿Y el PT conducirá la Cámara de Diputados en el crucial tercer año de López Obrador?

De ser así, ¿cuál sería la reacción y postura de la bancada del Revolucionario Institucional?

La respuesta quedaría en la cancha de Juárez Cisneros.

Al tiempo

Por: Gerardo Pérez García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *