Comparte con tus amigos

RUMOR SIN FRONTERAS

Los hermanos  Margarita, María Elodia y Juan Carlos Jenkins de Landa  se “asumieron como inversionistas estadunidenses y en esa calidad notificaron al gobierno de  México su intención de reclamar una indemnización por ‘cientos de millones  de  dólares’  en el marco del  Tratado de  Libre Comercio  de América del Norte y del T-MEC.

“Por ello,  piden al gobierno federal someterse

a un  arbitraje internacional  en el que diriman ‘amigablemente’  las  controversias  en negociaciones  con  los  representantes  del Estado mexicano,  o bien, advierten, activarán su reclamo de una millonaria indemnización”.

“Hasta  la  fecha,  estos  daños  ascienden  a cientos de  millones de dólares, pero sin duda aumentarán si México toma nuevas medidas”, expone  el escrito que la  familia presentó el 8 de julio invocando el capítulo 11 del TLCAN, y volvió a enviar el  16 del mismo  mes con una enmienda:  se refiere también al  Anexo  14-C del Tratado México,  Estados Unidos y Canadá (T-MEC)”, publicó Proceso en su edición del 17 de octubre.

Por lo trascendencia de las acciones legales que  emprenderán  los  hermanos  Margarita, María Elodia  y Juan Carlos Jenkins de Landa, vale  resaltar  que  este  espacio lo  adelantó y plasmó hace tres meses  –martes 20 de julio-

Veamos.

¿Estados  Unidos  intervendrá en conflicto de

la UDLAP?

¿Quién  tendrá  la decisión  –y el poder-  para frenar  el  derrumbe  de  la Universidad de las Américas Puebla?

¿Acaso  el  inquilino  de  Palacio  Nacional, la titular de la  SEP Federal  y el  Gobernador de Puebla  no  vislumbran,  no  prevén, el irreparable daño educativo, escolar y docente que  está  causando  el  conflicto  entre  los Jenkins?

¿Tendrán  sensatez  los  integrantes  de  la familia  Jenkins  para  llegar  a  un  acuerdo interno?

¿O la solución llegará de los Estados Unidos?

Las  anteriores  interrogantes  quizás  tengan respuesta, cuando sin intervenir públicamente, pero  sí en el ámbito  legal en tribunales de la Unión Americana…venga la decisión final.

El extinto periódico universitario La Catarina publicó en 2015:

… En 1967,  la Fundación  Mary Street Jenkins

y la  Agencia  para el  Desarrollo Internacional

de  los  Estados Unidos –USAID-,  designaron

los  fondos  para  que  la  Universidad  se trasladara al Estado de Puebla.

… Se da la separación de  México City Collage

y  de  la  Universidad  de  las  Américas  de México.

… La  UDLAP  se funda  el primero  de julio de 1940 en la Ciudad de México  bajo el nombre de México City.

… En 1962,  con el  fin de  reflejar  la  estrecha relación entre Estados Unidos y los países de América  Latina,  la  Universidad  cambia  su nombre  institucional  a  University  of  the Américas.

… En 1970  se inaugura  la primera  etapa del Campus en San Andrés Cholula.

Y es  cuando  se  decide  cambiar  el nombre institucional  al  castellano  y  lo  denomina:

Universidad de las Américas A.C.

Finalmente, en 1985, la Universidad se separa legal e ideológicamente de la Asociación Civil de la Ciudad de México bajo el nombre:

Fundación Universidad de las Américas Puebla.

Ahí está el quid.

Porque  William  O.  Jenkins  fue  ciudadano norteamericano,  nació  en  el  Estado  de Tennessee,  y  de  joven  emigró  a  México, asentándose en Puebla donde hizo su fortuna.

La Agencia para el Desarrollo de los Estados Unidos –USAID- designó fondos para que la Universidad se trasladara al Estado de Puebla

y se ubicará en  San Andrés Cholula,  fin de la cita de esta columna del 20 de julio.

VAN CUATRO MESES DE TOMA DEL CAMPUS

El reportaje de Proceso añade: “En tanto los juicios se agotan, la UDLAP sigue bajo dos autoridades, pues el personal académico y administrativo se mantiene leal a la anterior administración, que nombró rectora a Cecilia Anaya Barrios. Su predecesor, Luis Ernesto Derbez, no ha vuelto a aparecer públicamente desde el 16 de julio, cuando se dio a conocer que tiene una orden de aprehensión vigente y ésta involucra a sus colaboradores cercanos.

“El  campus de  la  Universidad  sigue bajo del patronato nombrado por el gobierno de Puebla a través  de la  Junta  para  el  Cuidado  de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado –JCIAP- y que preside Horacio Magaña. Este órgano  reconoce  como  rector  a –El  jaguar- Armando Ríos Piter.

“El  principal  argumento  de  los  hermanos Jenkins  de  Landa  en  su  reclamación en el marco  del  TLCAN  y  del  T-MEC es que, ante

las  denuncias  que  presentó  el primogénito –Guillermo  Jenkins  de  Landa-  en  2016,  la entonces Procuraduría General de la República emitió el 4 de mayo de 2018 una resolución de “no ejercicio de la acción penal”.

“Señalan que de acuerdo al artículo 255 del Código Nacional de Procedimientos Penales, esta resolución prohíbe el enjuiciamiento de los acusados sobre la base de los mismos hechos. Sin embargo, la FGR reabrió la investigación por cuenta propia “en clara violación a la ley mexicana”, según el principio de non bis in ídem: no se puede iniciar una acción penal dos veces por la misma causa.

“Finalmente, señalan que el 29 de junio casi un centenar de policías estatales, bajo el mando del gobernador Miguel Barbosa, irrumpieron por la fuerza en las instalaciones de la UDLAP y se apoderaron del campus”, concluye reportaje de la periodista Gabriela Hernández.

¿Qué mañana le reparará a la UDLAP con 51 años de vida educativa en el Campus de San Andrés Cholula?

¿Continuará o desaparecerá?

Al tiempo.

Por: Gerardo Pérez García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.