Comparte con tus amigos

RUMOR SIN FRONTERAS

La lealtad no es fruto que se da en árbol de moras.

Tampoco se adquiere en una subasta.

Ni tiene valor en el mercado financiero.

Hasta finales de 2009, la poderosa familia Morales Flores se distinguía por ser “leales soldados del PRI”, su acendrada lealtad y militancia al Revolucionario Institucional.

No hay la menor duda, la Revolución sí le hizo justicia al clan Morales Flores.

Y vaya que si fueron beneficiados.

Y de qué manera el Partido Revolucionario Institucional favoreció con cargos de elección popular, de administración y gobierno durante más de 40 años a los hermanos Melquíades y Jesús.

Pero como la lealtad no se da en árbol de moras, en 2010 apostaron, apoyaron y respaldaron a Rafael Moreno Valle, candidato del PAN al gobierno.

¿Y la lealtad al PRI?… bien gracias, se quedó colgada en el árbol de moras.

Ya en el gobierno (2011-2017), Moreno Valle nombró a Jesús Morales Rodríguez –hijo de Jesús Morales-, director de Protección Civil y a Fernando Morales Martínez –hijo de Melquíades Morales-, subsecretario de Gobernación.

Guillermo Morales Rodríguez –hermano de Jesús- fue secretario jurídico del Tribunal Superior de Justicia en la presidencia de Roberto Flores Toledano y Héctor Sánchez Sánchez, hasta que Moreno Valle giró la orden de que fuera despedido del TSJ por estar apoyando a Carlos Talavera para que obtuviera su libertad.

A David Villanueva Lomelí, al frente del Órgano Fiscalizador –hoy Auditoría Superior del Estado-, esposo de Verónica Morales Alfaro, hija de Melquíades Morales; además, ella como está al frente de la N.P de su papá, fue presidenta del Colegio de Notarios.

En 2017, el gobernador panista José Antonio Gali Fayad, designó secretario de Seguridad Pública del Estado a Jesús Morales Rodríguez.

En 2018, Jesús Morales Flores respaldó candidatura al gobierno de Martha Érika Alonso Hidalgo.

Y en este 2021, el júnior Jesús Morales Rodríguez va da candidato del PAN a diputado federal por el Distrito de Tepeaca, donde su papá –Chucho- ha sido dos veces legislador federal por el PRI.

Sin olvidar:

El gobernador Mario Marín puso al frente de la Dirección de Vialidad del Estado a Jesús Morales Rodríguez, quien en julio de 2006 al salir -2.30 de la madrugada- del Bar Barcelona, en la zona de Angelópolis, en compañía del subdirector de Vialidad, Alan Ibarra Meza alcoholizado –y al parecer drogado- acribilló al valet parking José de Jesús Huitzil Suárez.

De ahí, que el júnior Chucho Morales tenga abierto sendos expedientes por el serial de complicidades, omisiones y encubrimientos en que se vio envuelto a su paso por Seguridad Pública, como del crimen ejecutado por su subalterno.

Y gracias al manto protector del gobierno priista, en diciembre de 2010, a un mes de terminar el sexenio marinista, la juez Rosalba Elena Zárate Herrera reclasificó el homicidio calificado por homicidio en riña y el homicida Alan Ibarra Meza obtuvo su libertad.

Con ello, retornó la paz y tranquilidad a Jesús Morales Rodríguez.

Sí, la revolución continuó haciendo justicia al clan Morales Flores.

Veamos breve recuento de posiciones y nombramientos que obtuvieron -desde los 70- del PRI los hermanos Melquíades y Jesús y que, gracias a ello, por ende, su familia ha vivido y vive con holgura, en zonas residenciales, poseen ranchos, cuentas bancarias, negocios y demás.

… Melquíades Morales Flores, gobernador del estado (1999-2005), dos veces senador de la república, tres veces diputado federal, diputado local, líder nacional de la CNC, delegado del PRI en cinco estados, dos veces dirigente estatal del PRI, secretario de Despacho, notario público y embajador de México en Costa Rica.

… Jesús Morales Flores, tres veces diputado federal, tres veces legislador del Congreso del Estado, secretario de Educación durante siete años consecutivos, dirigente estatal de la Liga de Comunidades Agrarias, secretario General del Comité Ejecutivo Nacional de la CNC, delegado de Gobernación Federal en Veracruz y Puebla.

Y como la lealtad no es fruto que se de en árbol de moras.

Y como Jesús Morales Flores mutó del PRI al morenovallismo, después a la cancha panista de la abandera Martha Érika Alonso, pues el retoño Morales Rodríguez no dudó en seguir los pasos de papá.

Y gustoso, en este 2021, aceptó candidatura del PAN a diputado federal por el Distrito de Tepeaca, región que dicen tener heredada, pues su señor padre dos veces ha sido legislador federal del tricolor por esta demarcación.

Por lo que no duda el júnior Morales… ganará.

Sobre todo porque cuenta con un “comando canino” que le asegurará la victoria para arribar a la Cámara de Diputados.

El jefe de la operación electoral-canina será “Pimpón”.

¿Los perros votan?

Para Jesús Morales Rodríguez… SÍ.

La historia de los Morales Flores continuará.

Por cierto, ¿quién defraudó a Jesús Morales Flores con inversión millonaria en un banco?

¿Quién disparó y asesinó al valet… Alan Ibarra o su jefe que lo acompañaba en el bar Barcelona?

Al tiempo.

Por: Gerardo Pérez García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *