Comparte con tus amigos

RUMOR SIN FRONTERAS

El periodista Mario Maldonado en su columna “Historias de NegoCEOs”, que publica El Universal, la tituló: “Los fantasmas en el clóset de Barbosa”.

Y plasma –textual-:

“El gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa, está envuelto en una maraña de irregularidades y presuntos actos de corrupción que han sido denunciados por funcionarios del Estado.

“A la luz de los procesos contra exlegisladores que estuvieron relacionados con los supuestos sobornos para aprobar la reforma energética, el exsenador podría enfrentar más de un caso en su contra.

“Como senador, Barbosa presumió que fue gestor de más de 600 acciones en obra pública, con más de 2 mil millones de pesos en recursos a municipios de su estado.

“En una revisión a estas obras se observan irregularidades que presumen contrataciones a sobrecosto para un grupo de empresas cercanas al mandatario”.

Agrega el columnista:

“El 8 de agosto de 2017, el alcalde del municipio poblano de Huaquechula, Edwin Mora Caballero, denunció penalmente a Barbosa ante la Fiscalía General de Puebla por una presunta presión del senador para asignar obras a sobrecosto a una empresa denominada Alta Transformación de Puebla.

“Este modus operandi se repitió para asegurar recursos a diversas empresas vinculadas entre sí.

“En su querella, Mora Caballero relata que en una reunión en los alrededores del Senado, el 5 de septiembre de 2016, el secretario particular de Barbosa, Heliodoro Luna Vite, lo obligó a firmar por adelantado una licitación por 21 millones de pesos para rehabilitar una escuela secundaria en su localidad, en la que la ganadora del contrato era Alta Transformación de Puebla, cuyo representante legal era Julio Flores Romero.

“Información del Registro Público de Comercio y de contratos celebrados en los Ayuntamientos de Puebla entre 2013 y 2018, muestran que Flores Romero está vinculado con nueve razones sociales que obtuvieron contratos por 468 millones de pesos en obra pública, siempre compitiendo entre sí”.

Mario Maldonado abunda:

“Las firmas señaladas como parte de la red que acaparaba recursos para obras gestionadas por Barbosa son: Alta Transformación de Puebla, Compañía JDC, Grupo Covyferco, Ingeniería Aplicada Vic, Líder en Aplicación y Ejecución de Proyectos, Terracerías y Caminos de la Sierra, Frace Sam FR, Transformación e Infraestructura del Centro Sur y Urbanización en Obra Civil Fénix.

“Según los cálculos del poblano Edwin Mora, el posible “moche” que se llevó Barbosa en la obra pública para Huaquechula asciende 28% del monto que se adjudicó en ese entonces la constructora, es decir, al menos 140 millones de pesos de los casi 500 millones que gestionó.

“Luna Vite, uno de los señalados en estas operaciones, se desempeñó como secretario de Infraestructura del gobierno poblano”.

Para rematar:

“Un caso que, junto con el de los gobernadores perseguidos por lo sobornos para aprobar las reformas estructurales del sexenio pasado, podría estallarle pronto al mandatarios poblano”, concluye la extensa cita del periodista Mario Maldonado.

BARBOSA APOYÓ EN 2010 A MORENO VALLE

Lo anterior lleva a revivir la fraternal relación de Luis Miguel Barbosa con Rafael Moreno Valle Rosas que se cimentó durante la campaña electoral por Casa Puebla en 2010.

Miguel y Rafael caminaron juntos.

En septiembre de 2012, Barbosa arriba al Senado y es líder de la poderosa bancada del PRD. Y es Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República.

Así, Moreno Valle instalado en Casa Puebla (2011-2017) y Barbosa Huerta en la Cámara Alta (2012-2018), el idilio se afianzó y extendió.

El senador gestionó y aterrizó millonarios recursos extraordinarios para el gobernador poblano.

Miguel Barbosa al retornar al senado después del coma diabético que lo tuvo al borde de la muerte, realiza una gira a su tierra Tehuacán con Moreno Valle, llevándolo en una silla de ruedas.

La ruptura se da en 2018 cuando Martha Érika Alonso Hidalgo va de candidata del PAN al gobierno y Miguel Barbosa es abanderado de MORENA.

Con la publicación del columnista Mario Maldonado cobra vigencia los apuntes de –presuntos- cobros de “moches” que le dio Moreno Valle al entonces senador Barbosa Huerta.

Y cuando el río suena… agua lleva.

El domingo pasado la columna “Bajo Reserva” del Universal escribió:

“Pese a que aseguró que en sus giras de trabajo privadas, que realizaría durante la veda electoral, no les avisaría a los gobernadores y acudiría solo a los estados a supervisar obras, en realidad varios sí se aparecieron con el mandatario. El presidente Andrés Manuel López Obrador, en realidad, sí les avisó a unos y a otros no.

“De hecho, la promesa solo la cumplió el primer fin de semana de veda cuando fue a Puebla y no le dijo al gobernador Miguel Barbosa, pues después hizo “supervisiones” tanto con gobernadores de Morena como priistas.

“El presidente ha estado acompañado por los gobernadores de Morena de Veracruz, Cuitláhuac García, y por Adán Augusto López, de Tabasco; mientras que también se ha dejado acompañar por los priistas Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca, y por Quirino Ordaz Coopel, de Sinaloa.

“¿Será que todos, salvo Barbosa, tienen bola de cristal?”.

Bola de cristal o no, lo cierto que ayer MORENA volvió a enfrentar a MORENA y reventaron la reunión del dirigente nacional morenista Mario Delgado en el salón Country de San Manuel.

¿Qué sigue para el mandatario Miguel Barbosa Huerta?

Porque no hay que olvidar:

“Los carniceros de hoy… serán las reses de mañana”.

Al tiempo.

Por: Gerardo Pérez García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *