Comparte con tus amigos

La renuncia de Jorge Benito Cruz Bermúdez al cargo de magistrado y el cese de José Alejandro León Flores de juez de Cholula… ¿será el “parteaguas” de limpiar, sanear y extirpar la corrupción que se enquistó al interior del Tribunal Superior de Justicia?

El Poder Judicial –constituido hace 154 años– no se había visto envuelto en un serial de escándalos, nepotismo, prebendas, señalamientos de acoso sexual y venta de la justicia al mejor postor, como se dio a partir de 2011.

Con el arribo a Casa Puebla de Rafael Moreno Valle, el Tribunal Superior de Justicia no solo fue maniatado, sino acotado e invadido por la ola morenovallista.

Tan era suyo el TSJ, que Moreno Valle dispuso y ordenó –vía Congreso del Estado– cambios a la Ley Orgánica del Poder Judicial para que la Presidencia ya no fuera electa por un año, sino por un periodo de cuatro años con derecho a una reelección.

Para ello, ya había incrustado a Roberto Flores Toledano, quien llevaba dos años presidiendo el Tribunal y en enero de 2017 –un mes antes de terminar el sexenio morenovallista– fue electo para el cuatrienio 2017-2021.

Y como en 2018 Martha Erika Alonso Hidalgo, esposa de Moreno Valle, había ganado la gubernatura, Flores Toledano sería nominado por segunda ocasión para el periodo 2021–2025.

Al término de la era Moreno-Galista, abarcó 2011 al 2018, el TSJ tenía 15 Magistrados cien por ciento moenovallistas y uno cien por ciento galista.

Pero…

Vino la trágica muerte –24 de diciembre 20018– de la gobernadora Martha Érika Alonso y de su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, y la historia empezó a cambiar.

Se da por primera vez en la historia político–electoral del Estado una Elección Extraordinaria a Gobernador en 2019, proceso que gana Luis Miguel Barbosa Huerta y en agosto asume la gubernatura.

Para ello, Héctor Sánchez Sánchez era magistrado presidente del TSJ, cubría el trienio que había dejado vacante Roberto Flores Toledano, el cual concluía en enero de 2021.

Y en enero de este año, de manera sorpresiva el Pleno del Poder Judicial eligió a Héctor Sánchez para presidir el Tribunal de 2021 al 2025.

Con ello –guste o no–, el mandatario mandó el mensaje que “no intervendría en la vida interna del Poder Judicial y respetaría sus decisiones”.

Antes, febrero 2018, al mes de haber asumido presidencia del Tribunal, ante la serie de denuncias por corrupción y acoso sexual del Magistrado Saúl Gutiérrez Villarreal, llevó a que presentara su renuncia ante el Congreso del estado.

Y en febrero 2020, el Consejo de la Judicatura –preside Héctor Sánchez– determinó separar al juez José Alejandro León Flores, pues durante 30 años ejerció el cargo “sin estar titulado ni contar con Cédula Profesional”.

Por cierto, León Flores tiene abierta una investigación en la Fiscalía General del Estado por uso de documentos falsos –en 1989 entregó al TSJ título y Cédula falsa–

Y este martes –2021– logró que el magistrado Jorge Benito Cruz Bermúdez presentara “voluntariamente” su renuncia al Poder Judicial.

Operación quirúrgica para evitar que fuera detenido siendo integrante del Tribunal Superior de Justicia.

¿IRÁ A PRISIÓN UN EX MAGISTRADO Y UN EX JUEZ?

¿Qué sigue para el presidente del TSJ?

Por un lado, Héctor Sánchez enfrentó una nomenclatura que estuvo dominada por más de dos décadas por la “vieja guardia” de togados del Poder Judicial, que encabezó Alfredo Mendoza y quien era el “poder detrás del trono” que presidió 10 años Guillermo Pacheco Pulido.

Y a partir de 2018 tuvo que encarar al poderoso bloque de 15 magistrados morenovallistas.

Amén de la ruptura que tuvo con el ex mandatario José Antonio Gali Fayad.

Las presiones del ex gobernador Moreno Valle para la ceremonia de toma de posesión de su esposa Martha Érika Alonso.

Más el clímax del levantamiento de cadáveres de Moreno Valle y Alonso Hidalgo en la tarde del 24 de diciembre de 2018, como realización de la autopsia.

Para en 2019 establecer una relación de respeto con el titular del Poder Ejecutivo, que preside Miguel Barbosa.

Y ahora la misión de “limpiar al Poder Judicial”.

¿Quién sigue para presentar su Carta de Renuncia?

¿Será Roberto Flores Toledano?

¿Alberto Miranda Guerra?

¿Roberto Grajales Espina?

¿José Albino Soriano Hernández?

¿Ignacio Gavaldón Zenteno?

¿Israel Mancilla Amaro?

¿Quién…?

Porque es un hecho, el ex magistrado Cruz Bermúdez enfrenta una denuncia penal ante la Fiscalía, al igual que el ex juez León Flores.

Resta esperar si acudirán a los tribunales o decidieron emprender la huida.

Al tiempo.

Por: Gerardo Pérez García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.