Comparte con tus amigos

Como candidato a la Presidencia de República “mandó al diablo a las instituciones”.

No se cansó de retar al Gobierno Federal, al Poder Judicial y Legislativo.

Montó un plantón de seis meses en el corazón del Distrito Federal –hoy, Ciudad de México-

Fue investido de “Presidente Legítimo”.

Y portó la “Banda Presidencial.

Y designó a su Gabinete.

Doce años después, en julio de 2018, en su tercera campaña Andrés Manuel López Obrador ganó la Presidencia de México y se instaló en Palacio Nacional.

Y con él llega al poder su partido MORENA.

Y su Cuarta Transformación.

Y desde el arranque de gobierno no ha dudo en doblegar a los organismos autónomos y al Poder Judicial; el Legislativo tiene mayoría de legisladores de su Movimiento de Regeneración Nacional.

Los 26 gobernadores de oposición -6 son de MORENA- también han sido sometidos a través de la Unidad de Inteligencia Financiera; el caso más emblemático lo representa el mandatario de Tamaulipas, el panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca, que está a un paso de ser desaforado por la Cámara de Diputados.

Previo a la jornada electoral del domingo 5 de junio, que representa la elección intermedia del Mandatario Nacional y que son los comicios más grandes de la historia del País, se votará por 15 gobernadores, 300 diputados federales –más 200 plurinominales- y 20 mil cargos de alcaldes y legisladores locales, la andanada presidencial contra el Instituto Nacional Electoral no ha cejado.

CON SONDEO TELEFÓNICO SE RESUELVA CASO FÉLIX SALGADO

Como Presidente de México, López Obrador “no puede mandar al diablo a las instituciones”, como lo hizo de candidato en 2006 y 2012.

No puede atacar frontal y públicamente al máximo órgano electoral de la nación.

Mucho menos sugerir y plantear al Tribunal Electoral Federal: 

“¡¡¡ Realizar una encuesta telefónica !!!… para que el pueblo elija a su candidato”.

Por favor.

A dónde quiere conducir al País.

Si esto hace porque el INE quitó candidatura al Gobierno de Guerrero y Michoacán, a Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón, respectivamente, por no haber reportado gastos de pre campaña… ¿qué hará en la elección Presidencial de 2024?

Que conste, es pregunta.

Porque, López Obrador ha señalado de manera textual:

-26 de marzo- “¿Cómo voy yo a quedarme callado? Eso para mí es un atentado a la democracia, así de claro, es juego sucio, es antidemocrático… Ya deciden quién es candidato y quién no”.

-12 de abril- “Dicen que queremos someter a la autoridad electoral, no, no somos iguales, nada más que ya basta de estar simulando que son demócratas, cuando siempre han estado al servicio de la antidemocracia”.

-13 de abril-  “Yo no tengo confianza (al INE), yo le tengo confianza del pueblo. Lo que pasó en el 18 fue por el pueblo, que la gente salió a votar y a cuidar el voto, pero yo he padecido de los de arriba”.

-14 de abril- “No es exagerado lo que dije, es un atentado a la democracia. Considero que es excesivo el aplicar una sanción así, es una expresión de fobia y totalmente antidemocrática”.

Con todo respeto, señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, el INE que tacha de antidemocrático, que no le tiene confianza, es el mismo INE que organizó, calificó y validó su triunfo electoral en junio de 2018.

Al Consejero Presidente –Lorenzo Córdova– que no ha cesado de denostar, es el mismo que presidía el instituto en 2018 y le entregó de propia mano la constancia de Presidente Electo de México.

Ello quiere decir que en 2018 era demócrata porque usted ganó y en 2021 es antidemocrático por quitar candidatura a dos integrantes de MORENA.

¿Qué sigue para México, cuando faltan 47 días para la elección del domingo 6 de junio?

¿Qué acción se espera de la Unidad de Inteligencia Financiera, cuando su titular Santiago Nieto declara que hay 16 mil empresas fachada metidas en las campañas?

¿Qué falta por ver y cuántos decesos más habrá por Covid-19, cuando la Organización Mundial de la Salud expone: “México fracasó en su respuesta a la pandemia?

¿Qué determinación tomará el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación –TEPJF- del caso Guerrero y Michoacán?

¿El TEPJF también mandará al diablo al INE?

Al tiempo.

Por: Gerardo Pérez García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *