Una liga de Juguete

Los directivos de la Liga MX nos han hecho creer que la liga profesional de fútbol de nuestro país es una de las mejores del continente (y algunos afirman que hasta del mundo), con una economía estable, con equipos competitivos, con extranjeros de nivel internacional, patrocinadores importantes y con reglamentos que se aplican de forma “correcta y apegada a derecho”; el hecho es que hoy los jugadores de Veracruz ( a mi entender de manera correctísima) mostraron lo que llamaremos coloquialmente tras bambalinas de la Liga MX.

Por la tarde se dio a conocer que a los jugadores de Veracruz se les adeudan seis meses aproximadamente de su sueldo (puede ser mas) por lo que decidieron que no van a jugar el partido de la jornada en turno contra los Tigres de la UANL hasta que se les pague lo correspondiente. La verdad uno como profesional también lo haría, imagínese estimado lector que no cobre en su trabajo por medio año, obviamente llegaría a una desesperación.

Se sabe por la prensa del puerto que los jugadores no tienen literal ni para comer, varios de ellos tuvieron que sacar a sus hijos de las escuelas donde los tenían por no poder pagar las colegiaturas, están bastante endeudados por lo que su paciencia se agotó ante la poca eficacia de la Liga para resolver estos problemas, por su parte la Liga instó a los jugadores a utilizar las instancias “legales” y proceder conforme a derecho, pero eso ya lo hicieron en el pasado y no han tenido respuesta en hechos, sólo se les dice que en próximos días se les pagará y no ha sido así en un largo tiempo.

Si los jugadores de primera división están pasando por estas penumbras que se puedes esperar de los jugadores de inferiores, de los cuerpos técnicos de todas las fuerzas básicas y hasta de los utileros que en ocasiones son los que más trabajan y más la padecen. Algunos periodistas han publicado que hay utileros que de plano ya duermen bajo las butacas del estadio por no poder pagar una renta digna. La liga se dice profesional al ver este tipo de arbitrariedades, no lo entiendo como una liga de nivel internacional permita estos actos de injusticia.

El Lic. Bonilla tuvo que ir personalmente al Puerto de Veracruz para tratar de solucionar este problema, pero se encontró con hombres profesionales que ya están hartos de que se les pisotee su dignidad y están pidiendo el salario que corresponde a pesar de la amenaza de desafiliación. Es el momento en que Álvaro Ortiz como Presidente de la Asociación de Jugadores hagan valer su derecho y por fin den un golpe en la mesa ante este tipo de situaciones, si en España se pudo hacer, si en Italia se puede hacer y en la NFL y NBA porque en México no se puede, esa es la gran pregunta. Aplaudo a los jugadores de Veracruz por haber tomado esta bandera de rebeldía bien entendida y logren un parte aguas en el futbol mexicano.

El señor Bonilla ha demostrado su incapacidad para llevar esta famosa liga a puerto correcto, si fuera por reglamento Veracruz ni siquiera debería estar disputando el torneo por la falta de pagos, otro caso es el de Lobos BUAP en la que la corrupción peso más que unas leyes que ni ellos entienden y por supuesto aplican de acuerdo al equipo o la conveniencia.

Si de verdad se quiere tener una liga de prestigio, primero se deben respetar los acuerdos a los que se llegan y aplicar los reglamentos no hacerse de la vista gorda cuando conviene y cuando no, se debe auditar a todos los equipos de forma correcta y analizar la viabilidad de los proyectos para no tener este tipo de problemas a futuro.

Lo siento por la gente de Veracruz que de verdad es fiel a su equipo, me consta. Y a su mascota que en reiteradas ocasiones en redes sociales he dicho que es la mejor de la primera división por la creatividad y carisma que tiene. Ojalá que este hecho provoque la salida de Bonilla y pongan a alguien que tenga la mano firme para saber cómo llevar a la Liga MX a lo alto en todos los sentidos.