Sumamos y la elección poblana

Sumamos es una organización de ciudadanos para ciudadanos surgida en Puebla hace más de un año con motivo de la elección constitucional a la gubernatura. Buscamos ofrecer una opción ciudadana que fuera contrapeso a los candidatos que presentaron los partidos y que muchos consideramos insatisfactorios. Buscamos una candidatura independiente pero no fuimos exitosos por las restricciones excesivas de la ley electoral de Puebla, a pesar de haber logrado el doble de las firmas necesarias para formar un partido político. Al ser desechada nuestra impugnación por el TEPJF, interpusimos una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de la cual estamos espeando respuesta.

Así, en Puebla sólo hubo dos opciones que para muchos electores ninguna de ellas respondía a sus preocupaciones. Por un lado, el senador Luis Miguel Barbosa de trayectoria conocida, y la esposa de Rafael Moreno Valle, Martha Erika Alonso. En estas líneas destacamos la violencia del 1 de julio, así como lo controvertida que fue la elección. Su resultado final llegó al TEPJF, el cual en forma dividida dio el triunfo a Martha Erika Alonso. Pocos días después, la Presidenta del TEPJF renunció porque “la vida institucional de México vive una nueva época y el Tribunal Electoral como órgano del Poder Judicial de la Federación debe saber adaptarse a los cambios” con el nuevo gobierno. Ha trascendido la indebida presión que presumiblemente ejerció la Presidencia de la República para que Janine Otálora tomara esa decisión.

Poco después ocurrió la tragedia de la muerte de los esposos Moreno Valle y tres personas más el 24 de diciembre, lo que cambió por completo el panorama. El PAN en Puebla se quedó acéfalo y el vacío lo llenó inmediatamente Morena y su alianza con el PRI. Así se ve en el gobierno interino que encabeza Guillermo Pacheco Pulido y los integrantes de su gabinete, y muchos otros funcionarios del gobierno. Es evidente y así lo percibe la ciudadanía. Morena tiene hoy la preferencia abrumadora de electores votantes, aunque se preve una participación que probablemente llegue a un máximo del 40%. Muy poca gente pretende votar porque no ve opciones, no le ve caso. Morena viene con toda la fuerza del estado.

La nueva realidad en Puebla no es distinta a la que hemos tenido por muchos años. Una fuerza hegemónica abrumadora, que coopta a toda autoridad y poder público, sin ningún tipo de contrapeso institucional. Sólo un mínimo de legisladores y  varias organizaciones de la sociedad civil, tan vilipendiadas estos días por el presidente López Obrador, logran articular ciertas voces de cuestionamiento y oposición al avasallamiento del poder. No es extraño en Puebla, ha sucedido por años, pero no por ello está bien o ya nos acostumbramos.

Ante esta realidad, el movimiento Sumamos ha decidido poner su grano de arena. Hemos decidido ofrecer una opción completamente diferente, una alternativa ciudadana que proponga una vía distinta y centrada en las personas y sus familias, en su bienestar social y económico, con pleno apoyo al medio ambiente y a preservar este mundo que tenemos. Es necesario afrontar la inseguridad con nuestros propios medios y apoyados por la Federación, promover la creación de empleo bien remunerado, enfrentar las desigualdades sociales y unificar al estado en una cruzada por Puebla que nos acerque a todos. Necesitamos urgentemente restringir el ejercicio del poder público a su justa dimensión y respetar la vida municipal. El poder no puede ni debe ser avasallante, ni emanar de una sola voz. Debe estar circunscrito a su esfera de competencia; debe respetar la división de poderes, los órganos constitucionales autónomos, darle fuerza al Sistema Estatal Anticorrupción.

Puebla, y México, necesitan contrapesos ante el poder absoluto que se viene. Se necesitan voces y acciones que se opongan a un país unitario y que no permite disensos.

Sumamos es un movimiento ciudadano y se ofrece participar en el inminente proceso electoral que tenemos en Puebla. Muchos partidos han expresado que son instrumentos al servicio de la sociedad para presentar opciones políticas ciudadanas. Algunos lo tienen establecido en sus estatutos. Al ser entes de interés público, los partidos políticos están llamados a cobijar esfuerzos de la sociedad, a apoyar una fuerza ciudadana legítima y real. Pocas veces lo hacen, pero esta ocasión es propicia y oportuna para mostrar su apertura a la sociedad y preservar la democracia.

 

 

Por: Enrique Cárdenas Sánchez

Universidad Iberoamericana de Puebla

Puebla contra la Corrupción y la Impunidad

enrique.cardenas@iberopuebla.mx

@ecardenassan