Nos quieren dividir, no lo permitamos

Está claro que si en una elección, el ganador obtiene su victoria con un 52% de los votos, hay (para efectos prácticos) una mitad que votaron por él (ella) y otra mitad que están en contra de él (ella). En México, nos pasa que en las últimas elecciones el presidente electo ganaba con 33% de los votos haciendo las cosas aun peor, porque 67% de la población no estaba de acuerdo con el presidente en turno. Aun así, que solo el 50% este con un presidente nos hace un País dividido. La solución es la “segunda vuelta”, esto quiere decir que en la “primera vuelta” los dos candidatos que obtienen más votos, se enfrentan ellos solos en la “segunda vuelta”, lo anterior, haría que uno tuviera 60% o quizás hasta 70% de los votos, logrando con esto mayor legitimidad en sus decisiones.

Ya es hora de que México (como la mayoría de los países demócratas) tenga una segunda vuelta.

Pero vuelvo al título de este artículo; se acaba de dar el día de ayer, la noticia de que el presidente electo, después de una disque consulta, ha tomado la decisión de cancelar los trabajos del aeropuerto que se instalaría en Texcoco, para poner una terminal aérea en “Santa Lucia”. (no voy a entrar a todos los detalles económicos y técnicos, por lo cual no es solo una mala decisión, es una aberración, porque no soy técnico en aeronáutica y por eso no voté)

Ante tal decisión, hay quien se congratula, pero de una manera que, me parece, no le conviene a nadie; se dice, “! ya les tocaba perder a los ricos ¡” o “! Esta es una victoria de los que han estado oprimidos anteriormente ¡”, etc. Hay que tener mucho cuidado, ya en muchas ocasiones he visto que, incluso, dirigentes de partidos políticos adversarios de morena, los catalogan y se dirigen a ellos como “Chairos”, eso es precisamente lo que busca AMLO, la división, que se vea que “los que no están conmigo, están contra mi”; no debemos seguirle el juego, no debemos calificarnos como “Chairos” y Fifis”, sin embargo, ya hay una inclinación hasta decir, “La prensa Fifi”. Etc.

Aquí la pregunta es, que no todos somos mexicanos, que no todos somos patriotas (uno de nuestros principales atributos de nuestra nación). Entendamos qué si, hay pobres y si, hay ricos, pero no estamos unos en contra de nosotros, yo agradezco que haya ricos, porque nos dan trabajo, yo agradezco que haya empresarios, porque nos dan trabajo, yo agradezco que haya prensa porque entonces hay libertad de expresión y que creen, los que son dueños de medios de comunicación, también son empresarios.

Así que luchemos por nuestros ideales, sí, pero NO enfrentados unos con otros. A mí me preocupa mucho más, que hay división entre los mexicanos, a que tiremos a la basura (que lo estamos haciendo) más de 60 mil millones de pesos, como si eso, no le hubiera podido haber dado de comer a miles de nosotros (adicionalmente con la baja de calificación nos costara otros 130 mil millones incluyendo acá, el incremento en el riesgo País).

Al tiempo….

Por: Dr. Marco Cerón