EL futuro de PEMEX y lo que opinan las calificadoras

Antes de entrar al tema de por qué Fitch cambió la perspectiva de la deuda de PEMEX, de Estable a Negativa, permítame explicar un poco, para que sirven las calificadoras.

Cuando un País o una empresa quiere emitir deuda, (o sea quieren que otros gobiernos o empresas le presten dinero y no un banco, para pagar una tasa menor) la manera de saber si esa deuda (que es a largo plazo, o sea a más de 5 años) se podrá liquidar a tiempo, es a través de un tercero, independiente, que pueda dar una opinión. Esto último es lo que hace Fitch, Moodys y Standard and Poors; se dedican a analizar la capacidad de pago de los compromisos de pago adquiridos por una empresa que emite deuda.

Y estos señores, calificadores de deuda, lo que están diciendo es que “… futuros cambios potenciales en la estrategia de negocios de PEMEX, podrían acelerar el debilitamiento de la estructura de capital de la compañía”; es decir, más allá de los problemas que en este momento enfrenta nuestra más importante empresa, lo que más preocupa en este momento es lo que AMLO y su equipo ha planteado para el futuro de Pemex!

Pero aún más sorprendente, (y preocupante) es lo que el equipo del próximo gobierno contesta ante estos hechos; la próxima secretaria de Energía, Rocío Nalhe, calificó de absurda la decisión; “No entiendo que datos tenga. Cuando está diciendo que hay incertidumbre en la estrategia de negocios de Pemex, es absurdo”

SI en lugar de descalificar el argumento, la próxima secretaria tratará de entender el argumento detrás de la decisión, se podrían emprender acciones que eviten que en futuro la calificación baje.

Por otro lado, el propio AMLO (de acuerdo con “El Economista”) comento que eso es “solo una opinión”; por favor, que alguien le haga saber al próximo Presidente de México, que cada vez que las calificadoras, bajan la calificación (conocido como “Grado de Inversión”), la deuda se vuelve más cara y por lo tanto le costará más dinero a los Mexicanos (ya de entrada, les cuesta más las importaciones o salir del País, porque el tipo de cambio se fue a 19.50, pesos mexicanos, por dólar) el pago de intereses de esa deuda, como verán, no es solo una opinión, es una aviso a que si siguen con esa estrategia, no se tendrá la capacidad de pago suficiente o esta se pone en riesgo y hay que pagar una prima mayor (o sea una tasa de interés más alta) por la misma deuda, estamos hablando de Millones de dólares, no cualquier cosa.

Fitch no es la calificadora que tiene peor calificada la deuda de PEMEX, la deuda global tiene una nota de BBB+, que equivale a un par de escalones arriba del denominado “Grado de Inversión”.

Pero si Moody´s decide bajar la nota, ahí sí podría implicar perder el grado de inversión. Cuando se pierde el “Grado de Inversión”, la mayoría de los fondos internacionales, venderían la deuda de PEMEX, porque de acuerdo a sus políticas, solo invierten en empresas que mantengan el multimencionado, grado de inversión, es por eso que se tendría que pagar mayores tasas de interés, para que algunos fondos quisieran tener deuda de PEMEX.

Esperemos que estos sea solo “error de novatos”  y que si traten de entender, las causas, de otra manera, seguirán poniendo nerviosos a los mercados con sus acciones… y aun no son gobierno!

 

Por: Marco Ceron