Objetivo: Barbosa

El 14 de mayo, el Consejo Coordinador Empresarial (CEE) y el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia (CCSJ), en colaboración con la Universidad Iberoamericana, organizaron el Encuentro con candidatos 2018: Desafíos y compromisos. Invitaron a los cinco candidatos al gobierno de Puebla. Únicamente Enrique Doger aceptó la invitación. Martha Erika Alonso puso el desorden: la candidata del PAN-PRD-MC se excusó alegando que se reuniría con el dirigente nacional de su partido y con excusas similares se alinearon los dos candidatos funcionales al régimen. También lo hizo Luis Miguel Barbosa, quien se disculpó diciendo que si no iba ella, ¿qué chiste? (¡!) El candidato de la aberrante coalición MORENA-PT-PES desperdició una buena oportunidad para recuperar la iniciativa luego de muchos días contra las cuerdas.

 

De manera coordinada, Alonso de Moreno Valle y Doger han sometido a Barbosa a un bombardeo brutal: que tiene propiedades por un valor que no podría justificar, que es un mentiroso porque se presenta como abogado sin tener cédula profesional, que es misógino… Y es que quien fue aliado del esposo de la primera en su carrera al gobierno del estado y beneficiario, luego, de toda suerte de prebendas de parte de la administración de aquel se ha salido del guacal del candidato cómodo y, acaso muy a su pesar, se ha perfilado como el candidato a vencer. ¡Qué tan fea verán la cosa en Las Fuentes que han sacado a José Antonio Gali a hacer campaña! No en horas hábiles, por supuesto, para fingir que el gobernador tiene tantito respeto a la investidura.

 

Por un lado, el golpeteo intenta bajar a Barbosa de la ola AMLO y obligarlo a hacer campaña, a abandonar su zona de confort. Hasta el momento, ha nadado de muertito, dejándose arrastrar por la marea lopezobradorista. En la distancia corta se ha mostrado implacable; frente a los grandes públicos, al contrario, ha mostrado su lado más bonachón recitando en cada oportunidad algunos versos perdidos de Gasrcilaso: “[Andrés] Manuel,[Andrés] Manuel, ¿qué tiene [Andrés] Manuel que el pinche gobierno no puede con él?” Transcurridos 30 días de campaña, los ataques a Barbosa han trastocado los tiempos de MORENA; los han anclado en una posición defensiva, los tienen distraídos, los han hecho perder puntos en las encuestas. ¿A qué esperan los carmines para contraatacar de veras? No será por falta de datos duros, ¿no? ¡Solo en el país del No-pasa-nada un senador acusa a un gobernador de espiar al presidente y luego se va a su casa tan tranquilo!

 

Por otro lado, y más importante, el golpeteo a Barbosa intenta sembrar la discordia al interior de MORENA. Primero, porque busca lastimar la imagen del candidato principal tanto como para que los candidatos menores deban replantearse si una fotografía con él les suma o les resta. Esa conducta, que no necesariamente demuestra rompimiento sino estrategia, ya ha empezado a ser percibida por los medios de comunicación. En segundo lugar, porque busca romper la estrategia infame del “Vota todo MORENA”, con la cual los carmines pretenden rodear a su candidato presidencial de legisladores leales y, a la vez, ahorrar a los votantes las molestias de conocer quiénes son sus candidatos, para qué cargos se postulan, cuáles son sus propuestas. De permear en el electorado la estrategia contraria, “AMLO, sí; Barbosa (y anexos), no”, el morenovallismo disfrutaría de pareos personales, sin marcas, que podrían resultarle más favorables. Uno de estos sería el de la poco conocida Claudia Rivera Vivanco y el conocidísimo Eduardo Rivera. ¿Será que el morenovallismo ha hecho bien las cuentas y ya se ha enterado que el estado no se gana sin la capital? ¿Se tragará Rafael Moreno Valle el sapo del indigestible rival? Eso parece…

 

El 22 de mayo, el IEE, organismo alineado, también, a los intereses del morenovallismo, falló contra Luis Miguel Barbosa al determinar que llamar “esposa de Moreno Valle” a Martha Erika Alonso es violencia política de género.

 No, Jacinto Herrera Serrallonga, a la esposa del (ex)gobernador no se le cuestiona por ser mujer sino por ser útil a instauración de la monarquía camotera y del maximato por la vía conyugal.

 

Francisco Baeza [@paco_baeza_]. 29 de mayo de 2018.