Comparte con tus amigos

La presidencia absolutista de Andrés Manuel López Obrador, aunado a la falta de equilibrios y el controlar en los hechos desde el Poder Ejecutivo a los poderes Judicial y Legislativo, está llevando a concretar una alianza electoral —hasta ayer impensable— de los tres principales partidos de oposición: PRI-PRD-PAN en los comicios del domingo 6 de junio de 2021, donde se renovará la totalidad de la Cámara de Diputados.

Las pláticas y negociaciones entre los dirigentes del tricolor, Alejandro Moreno; el perredista Jesús Zambrano y el panista Marko Cortés, están afianzándose para cristalizar la coalición electoral al Congreso de la Unión.

De concretarse esta alianza, se vislumbraría un panorama electoral más que complicado para el partido en el gobierno para retener la mayoría en San Lázaro, como la obtuvo Morena en 2018.

Mayoría morenista que le ha permitido al mandatario López Obrador que transiten todas —absolutamente todas— las leyes, cambios, reformas, adiciones, asignaciones y partidas presupuestales, derogaciones y demás, que ha enviado a la Cámara baja.

Y la única forma que tiene la oposición de contener y frenar el poder presidencial absolutista del obradorismo, es conformar un gran bloque que los haga competitivos en la elección de 2021.

De no aterrizarse por X, Y o Z, les será muy difícil evitar que Morena ratifique su mayoría para el segundo trienio del sexenio de López Obrador.

Sobre todo, porque los tres nuevos partidos políticos —Redes Progresistas, Encuentro Solidario y Fuerza Social— nacieron con el sello morenista-obradorista y aunque no podrán ir en alianza, desde luego que irán de facto con Morena.

Esto llevó a los líderes del priismo, perredismo y panismo, a tener un agrupamiento casi-casi obligado para evitar ser avasallados.

La conformación de la actual legislatura de la Cámara de Diputados —compuesta por 500, de los cuales 300 son por la vía del voto y 200 plurinominales— le da a Morena una mayoría con 252 diputados, que con la suma del PT, PES y Verde Ecologista, obtiene la mayoría absoluta con 332 legisladores.

Mientras que el PAN con 78 diputados, 46 del PRI y 12 del PRD, suman 136 legisladores.

Además, 27 de Movimiento Ciudadano y cinco Independientes, dan el total de 500 diputados.

MOVIMIENTO CIUDADANO IRÁ SOLO; VERDE ECOLOGISTA Y PT, EN DUDA ALIANZA CON MORENA

Movimiento Ciudadano ya pintó su raya y es un hecho que contenderá sólo en los comicios del año entrante, dado que su “líder moral”, el senador Dante Delgado, va por la evaluación ciudadana, sobre todo porque tiene la apuesta de ganar dos o tres gubernaturas.

Una de ellas es Nuevo León con el diputado local Luis Donaldo Colosio Riojas, quien tiene 55% de simpatías y el senador Samuel García, que después de ir punteando se cayó a 29% ante el serial de escándalos en los que ha caído.

Y tiene la mira puesta en Tlaxcala, donde están sondeando diversos perfiles.

Amén de Yucatán, tierra de Ivonne Ortega Pacheco, ex gobernadora y ex priista, hoy poderosa coordinadora nacional para el Empoderamiento Ciudadano de MC, y Sonora, Querétaro, Michoacán, Campeche, Chihuahua y Sinaloa.

Por otra parte, la candidatura del estado de San Luis Potosí podría romper la alianza del Verde Ecologista con Morena, en virtud que los ecologista tienen el pulso de ganar la entidad con candidato propio.

Ahí está el reto para López Obrador.

Ahí está el compromiso del nuevo líder morenista Mario Delgado.

Ahí está la gran interrogante de la elección 2021, donde no estará en las boletas Andrés Manuel.

Ahí estará presente el resultado de los gobiernos emanados de Morena.

Ahí estarán presentes las muertes por la pandemia del Covid-19, que al corte de hoy están por rebasar los CIEN MIL.

¿Morena retendrá la mayoría de la Cámara de Diputados?

¿PRI-PRD-PAN lograrán arrebatar esa mayoría legislativa?

Al tiempo.

Por: Gerardo Pérez García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *