Comparte con tus amigos

A mis 7 lectores les digo: aseveramos, con mucho orgullo, que somos la séptima “potencia” mundial en turismo, basados en el número de personas que llegan a turistear por nuestro País. Pero bajamos la voz, apretamos los labios y arrastramos las palabras, cuando complementamos el comentario diciendo que somos el 16º en ingres de divisas por turismo, nada que presumir cuando somos la 15ª economía del mundo.

Ni hablar de comentar que “gracias” a esa mezcla de rankings ocupamos el honrosísimo 45º lugar en ingresos por divisa por turista. Eso, eso nadie lo menciona. Tal parece que nos gusta ser anfitriones de mucha mucha gente, aunque nos dejen pocos, muy pocos, beneficios económicos, como si nadáramos en la abundancia y no nos importara regalar nuestro trabajo y demás riquezas.

Esto se entiende mejor así: si en un país promedio, un turista deja $1 mil 32 USD [Dólares de los Estados Unidos de América: USD] de gasto por viaje entre pago de hospedaje, comidas, artesanías, entrada a atracciones, compras y servicios diversos, en México ese mismo turista gasta solo $545.3 USD ¡Así de fea la cosa!

Lo peor del caso es que estoy hablando de los últimos datos disponibles según el UNWTO [Organización Mundial del Turismo] 2018. Ahora que salgan las cifras definitivas 2019 se prevé subir un escalón en el ranking de ingresos [¡Bieeeeeen!] y ahora nuestro ingreso por turista sería cercano a 550 USD. Aún subiendo nuestros ingresos de divisas por persona por turismo en 2019, éste será equivalente al que el promedio mundial reportado en 1988, América y Asia en 1986, Europa en 1990, África en 2004 y Medio oriente [Si, ¡Medio Oriente!] en 2002.

Lejos, muy lejos de ser vidente lo puedo vaticinar: sin mencionar esas equivalencias, los funcionarios ya se empiezan a acomodar en su sillón para regodearse de este “graaaaan logro”, casi los escucho y observo decir, engrandeciendo la papada e hinchando el pecho: “nuestra transformación avanza y ahora estamos logrando que cada turista gaste más en México, y nosotros lo podamos repartir justamente al Pueblo”. Lo que nunca van a decir es: 1. Que el comportamiento de la promoción turística tiene efectos rezagados, los logros del 2019 se gestaron en 2018 y antes; y 2. Que el gobierno federal eliminó de tajo la promoción en 2019 al eliminar el CPTM y toda la promoción pasó a ser responsabilidad única, sin transferir el dinero, de los gobierno estatales y municipales pero, principalmente, de las empresas turísticas o lo que es lo mismo: rásquense con sus propias uñas. Este segundo hecho tendrá sus efectos en 2020 y será magnificado, además, por nuestro “habilísimo” manejo de la pandemia y la imagen de “graaaaaan confianza” que damos al mundo, apoyado por un trébol de 4 hojas, un billete de la suerte y 2 estampitas, una del beato Sebastián de Aparicio, patrono de los viajeros, y otra de San Juditas que es el patrono de las causas perdidas.

Pero ¿Qué creen? Además, para terminar de describir a la gallina, yo tengo otros datos.

Resulta que el reporte de llegada de turistas tiene truco.

Cuando nos reportan las cifras citan, como incontrovertible y neutral fuente, a la Organización Mundial del Turismo. Lo que no dicen es que ésta se alimenta de las cifras del Banco de México, INEGI y SECTUR México, obvio en lo referente a los datos de nuestro País.

Pero, como en el 70ero programa de televisión, aún hay más: existe una gran  inconsistencia en el reporte. Miren:

Las cuentas son así: los Visitantes internacionales [A] se subdividen en Turistas Internacionales [1] , Excursionistas internacionales [2]; Los turistas internacionales se subdividen en Turismo Receptivo [1.1] y Turismo Fronterizo [1.2]; Los excursionistas internacionales se subdividen en Excursionistas Fronterizos [2.1] y Pasajeros de Crucero[2.2.].

México recibe 96 millones de [A] Visitantes internacionales [¡OMG!] 41 millones son turistas [1] Esto es en lo que somos la 7ª “potencia mundial”, y 55 millones son excursionistas [2].

Entre todos nos dejan [A] $22.5 mil millones de USD, 20.3 lo dejan los turistas [1. esto es lo que DEBERÍA reportarse como ingresos por divisas para ser consistentes con el párrafo anterior] y otros $2.1 mil millones de los excursionistas [2].

Si aún no nos hemos dado cuenta del truco ahí les va: reportamos el [1] en llegadas de turistas, pero el [A] En ingresos por divisas. Esto es: en lugar de reportar el [1] en ingresos: 20.3 mil millones USD, reportamos el [A] 22.5 mil millones USD con lo cual estamos en el 16º en el ranking de ingresos, aunque si reportáramos consistentemente estaríamos en el 20º y nuestro ingreso promedio por turista sería 493 USD. Triste y desolador.

Más triste y desolador cuando el World Económic Forum infrma nos confirma lo que nosotros, los mexicanos, vivimos a diario casi sin darnos cuenta: que somos el 1er país del mundo en riquezas naturales, playas, bosques, desiertos, selvas, fauna y flora y el 10º en riquezas culturales, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, ciudades virreinales, culturas populares y vida cultural. Desolador porque nosotros, nuestra generación, no movió un dedo para ganar estas riquezas pero si para malbaratarlas.

Por: Francisco Baeza

@paco_baeza_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *