Hacia un mundo mejor

Nos asustan con el petate del muerto

En días recientes hemos escuchado de manera frecuente que si AMLO llega a la presidencia de la República será producto del enojo (más que justificado diría yo) de la ciudadanía en contra del gobierno que ha venido encabezando EPN a partir de 2012, entonces México corre el riesgo de convertirse en otra Venezuela o peor aún quizá en otra Cuba y eso pone los pelos de punta a muchos en nuestro país, lo cual resulta muy comprensible si tomamos en cuenta que según Giovanni Sartori en su obra Homo Videns más del 90% de la gente forma su opinión a partir de lo que dice la televisión y ésta ha demonizado de tal manera a Hugo Chávez, a Fidel Castro, a Nicolás Maduro, a Evo Morales! Que además es un indio qué barbaridad!!! Lo cual hace que la gente en general, piense que efectivamente esos son demonios que han destruido a sus pueblos, dictadores feroces, que mantienen a su población muriendo de hambre, miserables, viviendo una pesadilla horrible que de ninguna manera se puede permitir.

Resulta patético ver cómo grandes magnates como Germán Larrea,  Alberto Bailleres, Ramón Elizondo, Claudio X González y varios más cabezas de grandes empresas en México o de organismos empresariales envían “cartas” a sus trabajadores junto con videos conmovedores en donde les dicen que ellos han sido siempre muy cumplidos, han rescatado a su empresas de la quiebra, han “creado” empleos y que por el bien de México (no de ellos claro) deben votar con la cabeza fría porque las decisiones que se toman cuando se está enojado, son invariablemente malas decisiones. No explican ni por asomo, cómo es que de 1987 a la fecha la pérdida del poder adquisitivo del salario mínimo en México se ha deteriorado 78%.

Pero resulta que las televisoras son parte del mismo sistema de privilegios que los citados “magnates” de manera que sus directivos deciden qué informar y qué no informar a la audiencia, de modo que nunca nos hemos enterado que Bolivia se ha recuperado económicamente desde que se desligó y echó fuera a las empresas trasnacionales que le chupaban sus recursos naturales, que Venezuela tiene el grave inconveniente de poseer las reservas de petróleo más grandes del planeta después de las de Arabia Saudita, que el costo de la gasolina en ese país, es simbólico, porque son grandes productores no solamente de petróleo sino de combustibles, que en Cuba a pesar del brutal y arrogante bloqueo económico de los EUA, no hay niños pidiendo limosna en las calles ni desnutridos, que nadie se muere de enfermedades que son curables o tratables, que los deportistas cubanos son sin duda los mejores de A.L. eso no lo ven, no lo dicen las televisoras que jamás han explicado que sin este bloqueo arbitrario y vergonzoso las condiciones económicas de Cuba serían muy diferentes, sus reportajes cargados de ponzoña siempre son para criticar a las víctimas, nunca a los victimarios encabezados por un presidente sacado de las cavernas, pero que ciertamente representa genuinamente al sector más retrógrada, racista y supremacista de ese país, pero como fieles mascotas, mueven la cola y lamen la mano de su amo.

El poderío económico de los EUA derivó del doble papel que jugaron durante la Segunda Guerra Mundial, de donde emergieron como los vencedores, no de la Alemania Nazi, a la que los soviéticos vencieron, sino como los máximos ganadores pero comerciales, impusieron su moneda al mundo, decretaron que todo el comercio se tendría que realizar en dólares incluyendo el petróleo, incluso aunque esa moneda no fuera la de los países que hacían la compra-venta del hidrocarburo.

Si un país quería comprar petróleo, primero tenía que comprar dólares a los EUA para pagarle a su proveedor y EUA se los vendía a cambio de oro; 35 dólares por onza de oro, dólares que los EUA simplemente imprimían! Negocio fantástico no? mientras el resto del mundo se endeudaba para poder adquirir la moneda del “In god we trust” cuando en realidad ellos los estadounidenses más bien deberían haber dicho “In gold we trust”, pero así han estado ellos enriqueciéndose y los países subdesarrollados endeudándose y pasando miserias.

Pero dice el refrán que no hay mal que dure 100 años y efectivamente se alcanza a ver ya en lontananza el fin de este que ha sido el peor de todos los imperios, su moneda, pilar de su supremacía, ya no tiene el peso de antes, ahora hay países como China, Rusia, Venezuela, Irán y la misma Arabia Saudita que están empezando a comerciar en otras MONEDAS, por ejemplo el Yuan chino, nada menos en el pasado mes de Abril, los chinos colocaron en la Bolsa de Shanghai, una oferta para comprar el equivalente de 13 mil quinientos millones de dólares de barriles de petróleo a quienes se los quisieran vender, con la condición de que el pago se haría en yuanes.

El mismo día que hicieron la oferta, obtuvieron proveedores que aceptaron! La explicación? Es sencilla, los yuanes SI tienen – a diferencia del dólar – un respaldo en oro y pueden ser cambiados por el metal amarillo en la misma Bolsa de Shanghai sin problema.

La fecha de la operación marca el inicio de la caída del antes todopoderoso dólar, que ahora no tiene ningún respaldo en oro ni en nada, solamente tiene lo que los financieros llaman un valor “fiduciario” ¿Qué es esto? Pues un valor basado en la confianza, veremos cuánto dura esta confianza!

Si ustedes no se enteraron a través de la televisión mexicana de esta operación, en la sección de economía y finanzas de los interminables noticieros con los que diariamente nos asfixian, puede confirmar la información a través de YouTube, que para nuestra fortuna no está al servicio de los intereses de los televisos ni de ninguna otra cadenita servil de televisión en México.

En números anteriores hemos tratado el tema relacionado con el origen del dinero, ¿de dónde viene el dinero? hemos preguntado; de manera particular he comentado este asunto con amigos y familiares, no deja de sorprenderme la poca o nula reacción que hay ante estas explicaciones sobre el origen obscuro del dinero y me pregunto: ¿será que no se entiende la situación? ¿será que no me sé explicar con claridad? La verdad no lo entiendo, tal vez no me creen y piensan que estoy medio chiflado y me siguen la corriente. Déjenme hacer otro intento:  creo que todos conocemos el juego denominado Turista, en el cual se trata de adquirir la mayor cantidad posible de propiedades, formar monopolios y arruinar a los compañeros de juego haciéndolos pagar toda clase de gastos por usar alguna de nuestras propiedades. Bien; imagina que ese dinero de juguete con el que pagas que no vale nada, se lo tuvieras que pagar al banco del Turista pero con dinero real, inmeditamente diríamos: oye espera, el dinero que me diste es de juguete, ¿por qué me quieres obligar a pagar con dinero real?

No creo que nadie se dejara timar de esa manera y pagara con dinero real por un dinero de juguete que es el que ha recibido, pues esto mismo es lo que hacen los banqueros, nos “prestan” dinero imaginario, que aceptamos en todas partes para pagar cualquier compra o gasto que hagamos, pero la pregunta es ¿por qué?, ¿por qué aceptamos dinero ficticio, electrónico, ofrecemos garantías o mínimo damos información privada de nuestra solvencia económica para que el banco nos “preste” ese dinero?, para posteriormente pagarlo con dinero obtenido a costa de nuestro trabajo, ellos los banqueros de ninguna manera aceptan que tu les hagas una transferencia electrónica de una cuenta sin fondos, ¡¡¡cuando ellos a nosotros eso es precisamente lo que nos hacen, una vil transferencia electrónica de una cuenta sin fondos!!!

Por el lado del ahorrador, él deposita con toda la confianza del mundo su dinero en el banco, creemos que ahí está seguro, pero no es así, si en un momento dado, todos los ahorradores pidieran a los bancos la devolución de sus depósitos, con absoluta certeza les puedo decir que ellos no tendrían manera de devolvernos ni la décima parte de lo que les confiamos en custodia, simplemente se declararían en bancarrota y nosotros nos quedaríamos como cualquier persona de las que han depositado sus ahorros en Cajas de Ahorro con las manos vacías, esto claro con la complacencia y protección de las autoridades que supuestamente nos representan, porque ellos los de las cajas,  a diferencia de los banqueros, no tienen permitido hacer préstamos electrónicos.

De ese tamaño es el colosal fraude que realizan los bancos, ellos tienen por decirlo así, la franquicia de poder “prestar” dinero que no tienen y pueden cobrar pues como todos conocemos que cobran los bancos, con todas las leyes y los recursos a su favor, nos pueden despojar de todos nuestros bienes, nos pueden arraigar si no pagamos y en última instancia nos pueden llevar incluso a la cárcel para cobrarse un dinero ficticio que nunca tuvieron, pero que sí nos cobran como si de verdad nos hubieran prestado dinero real. Usted me dirá: bueno pero con ese dinero ficticio uno puede comprar lo que sea, es verdad, pero eso es simplemente trasladarle a otro el problema, alguien finalmente va a tener que llevar al banco dinero obtenido de manera legal, es decir dinero producto de su trabajo no dinero ficticio como el que nos dan los banqueros.

Suiza el país de banqueros por excelencia, está analizado ya para someterlo a consideración de sus legisladores, prohibir esta práctica mezquina de atracar a la población, es decir, ellos están analizando legislar que ningún banco pueda prestar un centavo que no tenga en realidad en sus depósitos, se han dado cuenta de todos los problemas que esta práctica sucia conlleva y están buscando la manera de corregirla, el dinero ficticio incentiva a la gente a gastar lo que no tiene, los banqueros incitan a la sociedad de mil maneras a contraer deudas que saben perfectamente que no se pueden pagar. Tan sólo imaginen ustedes que todos los deudores decidieran en un momento dado saldar sus deudas. ¡Pues aunque tuvieran la voluntad de hacerlo, no tendrían manera pagar porque simplemente no hay circulando la cantidad suficiente de dinero para ello! Ellos los banqueros lo saben, saben que la deuda total es imposible materialmente de pagar, saben que la única manera de mantener esta diabólica forma de esclavitud es endeudándonos más, y eso es precisamente lo que buscan ¡¡¡para poder seguir como sanguijuelas chupándonos la sangre toda la vida!!!

En este México nuestro estamos tan acostumbrados al atraco, al fraude, que uno más ya no nos hace mella, solamente que este fraude, el que a diario cometen los banqueros, con tintes de legalidad, lo que los hace aún más perversos, es el peor de todos, porque está en la raíz misma del mal que nos carcome día a día.

Enrique M. Díaz Sánchez