Comparte con tus amigos

¿Qué necesidad de mentir?

¿Para qué montar un show mediático?

¿Por qué utilizar a los 15 candidatos de MORENA a diputados federales?

¿Por qué utilizar ese montaje para presentar a Magaly Herrera como la jefa de prensa de los abanderados morenistas?

Interrogantes que no tendrían necesidad de hacerse, si tan fácil y normal hubiera sido el anuncio de su incorporación a la campaña de su jefa Claudia Rivera Vivanco.

Lo cual tiene el legítimo derecho.

Nadie se lo puede impedir.

Menos negar.

Pero…

El pasado domingo quien era la Coordinadora de Comunicación Social del Ayuntamiento de Puebla, Magaly Herrera López fue presentada OFICIALMENTE como la jefa de prensa de los 15 abanderados a la Cámara de Diputados.

Así se consignó.

Pero…

Resulta que Magaly será jefa de prensa de campaña de Claudia Rivera, quien va por reelección de la Presidencia Municipal.

Por ello, cuando en mayo de 2020 asumió el cargo de prensa del ayuntamiento, la alcaldesa autorizó que Tesorería le diera “una partida extraordinaria” para operar mediáticamente.

Y así lo hizo Magaly.

Sumó a un grupo de 10 medios para que fueran el escudo de Rivera Vivanco y contrapeso de la prensa barbosista.

La escases de recursos que tuvieron los dos anteriores jefes de prensa –Armando Rocha y Rafael Quirós-, ya no se dio con ella.

Además, trasciende que la bolsa para la campaña de reelección será más que generosa.

Y pese a la inexperiencia de Magaly en cargos de Comunicación Social, su amistad con Claudia la llevaron a empoderarse y penetrar en la burbuja riverista.

Tan es así, que será la operadora de medios de la virtual candidata.

No importa, menos interesa, que la “nueva reina de la comunicación” ofenda, denoste, humille, grite y vocifere, cuando un medio señala la ineficacia del programa de gobierno municipal.

Varios medios rompieron con Magaly ante la serie de agravios.

Con respeto se apunta:

El máximo de Herrera López fue su efímero paso por la dirección editorial de El Popular, menos de un año.

No más. No menos.

-Por cierto, El Popular dejó de circular como medio impreso para continúa en su Portal electrónico-

Y se da su arribo a Comunicación Social de Claudia Rivera.

Y siente que los medios deben rendirle pleitesía.

Doblegarse a sus caprichos.

Juego perverso que más tarde que temprano quedará al descubierto por engañar que sería la coordinadora de los 15 candidatos a una curul de San Lázaro, cuando será la operadora de medios de la campaña de su jefa.

Para que no exista la menor fuga de información, sobre todo de la bolsa para medios, quedó al frente de prensa Arturo Manzano –ex reportero de El Sol de Puebla-, quien fue incorporado por Magaly.

¿Había alguna necesidad de mentir?

¿De inventar un cargo?

¿De usar a los abanderados morenistas?

Una más del juego perverso de quien se dice víctima del gobierno barbosista.

Una más de quien siente y cree que los poblanos claman, piden y demandan su reelección.

Una más de quien no ve ni lee las encuestas –no tiene tiempo-, porque en todas ellas SALE REPROBADA.

Más la historia por obtención de la bandera del Palacio Municipal de Puebla empieza a escribirse.

¿O no es así?

Al tiempo.

Por: Gerardo Pérez García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *