Comparte con tus amigos

La interrogante flota en la esfera gubernamental, política y social… ¿qué se hizo, dónde quedó, en qué se invirtió el presupuesto 2019 que otorgó la Federación -vía Congreso de la Unión- a Puebla, que ascendió a 85 mil millones de pesos?.
Nadie responde.

Tampoco se aclara.

Ni el titular del Poder Ejecutivo, Luis Miguel Barbosa, ni la responsable de la Secretaría de Finanzas, María Teresa Castro Corro, la Función Pública de Laura Villaseñor Rosales o el Auditor Superior del Estado, Francisco Romero Serrano, han fijado posicionamiento al respecto.

Mucho menos el ex mandatario interino Guillermo Pacheco Pulido, o el ex titular de Finanzas, Jorge Estefan Chidiac, han emitido declaración alguna.

Pacheco Pulido y Estefan Chidiac han guardado, y guardan, silencio sepulcral.

Y la Auditoría Superior de la Federación, ente responsable de vigilar y supervisar manejo de recursos en los estados, no ha señalado observaciones, pues se desconoce si ya auditó manejo de los recursos en Puebla de 2019.

Duda que se acrecentó cuando el gobernador Barbosa Huerta declaró a Televisa-Puebla:
“Dejaron en caja 600 millones de pesos”.

-Además-, “encontré un presupuesto manoseado, sin planeación y con mucho dinero ya comprometido”.

Para acotar:

“No gastado… comprometido”.

Antes, el Secretario de Finanzas -del gobierno interino-, Jorge Estefan Chidiac – en reunión con legisladores dijo “que dejaba 3 mil 500 millones de pesos para programas y proyectos”.

Lo que lleva al cuestionamiento.

¿Quién miente?

¿Quién dice la verdad?

Pero sobre todo… ¿qué se hizo o en qué se invirtieron los 85 mil millones de pesos de presupuesto para Puebla que recibiría la gobernadora Martha Érika Alonso Hidalgo para ejercer durante su primer año de mandato, pero que no vio ni manejó al morir en trágico accidente aéreo el 24 de diciembre de 2018.

Lo que llevó a un Gobierno Interino de 7 meses, enero a julio 2019, cuya designación del Congreso del Estado recayó en –el priista- Guillermo Pacheco Pulido y que manejó y dispuso el –también priista- Jorge Estefan Chidiac como Secretario de Administración y Finanzas.

Tuvieron que transcurrir 11 meses –agosto 2019 a julio 2020- para que el tema de clarificar el destino de los recursos para el Estado, que manejó el Gobierno Interino, saltara mediáticamente a través de la organización Puebla contra la Corrupción e Impunidad, por voz de Enrique Cárdenas Sánchez –ex candidato a gobernador en elección extraordinaria-, quien dio a conocer presunto desvío de mil 117 millones de pesos durante la gestión de Guillermo Pacheco Pulido.

La respuesta a Enrique Cárdenas llegó a bote-pronto.

El jueves Crónica-Puebla escribió: “Enrique Cárdenas, candidato por 20 mdp… Por WhatsApp, confiesa cobró a Marko Castillo para contender por AN a gobernador”.

Y el viernes, ContraRéplica-Puebla publicó: “Jalisco financia guerra sucia de Cárdenas… El gobernador Miguel Barbosa critica que el excandidato del PAN se instala con esa actitud de honestidad que no le queda”.

Y la respuesta de Enrique Cárdenas en entrevista con Foro 21 y Radio en Redes: “La elección extraordinaria a gobernador de 2019 la manejaron los entonces secretarios de Finanzas y Gobernación, Jorge Estefan Chidiac y Fernando Manzanilla Prieto, respectivamente”.

“Es curioso que del presupuesto estatal de 80 u 85 mil millones de pesos para 2019, el gobernador Miguel Barbosa se quejó de que no había dinero en las arcas”.

Y en el estudio de Puebla contra la Corrupción e Impunidad se comprueba que 500 millones de pesos son de obras que no se ejecutaron, no existen, o no se terminaron”.

BARBOSA EXONERA A PACHECO PULIDO

Luis Miguel Barbosa, en declaración a El Sol de Puebla –jueves 20 de junio 2019-, era gobernador electo, apuntó que “en Puebla no habrá punto final para los funcionarios públicos que hubiesen cometido irregularidades, al tiempo de exonerar la administración interina de Guillermo Pacheco Pulido”.

Dijo que “sus paisanos tienen el derecho a conocer la verdad y que dará dientes a la Contraloría –hoy Secretaría de la Función Pública- y Auditoría Superior del Estado para que emprendan investigaciones”.

Remató.

“Tengo la convicción que Puebla tiene que saber la verdad. Y parte de la verdad es conocer el tema de la deuda pública, fideicomisos y los negocios que se hicieron”.

Al tiempo que “exoneró al gobierno de Pacheco Pulido sobre irregularidades que puedan encontrar en el Estado, una vez que asuma la gubernatura”, como sucedió el primero de agosto de 2019.

Por lo anterior, está vigente y viva en los poblanos la interrogante:

¿En qué obras invirtió el Gobierno Interino los 85 mil millones de pesos que tuvo de presupuesto?

¿Cuándo el Congreso del Estado llamará a comparecer a Estefan Chidiac para que explique y aclare manejo presupuestal?

¿La Auditoría Superior del Estado por qué no ha emitido declaración alguna?

¿Por qué el silencio?

¿Pesarán más las complicidades?

Al tiempo

Por: Gerardo Pérez García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *