Comparte con tus amigos

Reza el refrán del filósofo de Güemes: “Lo que sube, baja y lo que baja… sube”.

Así aconteció en la elección por la Presidencia Municipal de Puebla en 2018.

Y así acontecerá en los comicios del domingo 6 de junio de este 2021.

Veamos.

En la pasada elección el factótum López Obrador arrasó en el País y donde Puebla no fue la excepción al ganar la ola morenista los dos escaños del Senado de la República, 14 de 15 diputaciones federales y la mayoría del Congreso del Estado.

Además de las principales alcaldías: Puebla capital, San Andrés Cholula –gobernada por el PAN durante más de 30 años-, San Pedro Cholula, San Martín Texmelucan, Tecamachalco, Acatzingo, Amozoc, Huejotzingo, Tehuacán.

Solo el factor morenovallista –Rafael Moreno Valle– impidió que Luis Miguel Barbosa Huerta, abanderado de MORENA, ganara la gubernatura, pues logró que su esposa Martha Érika Alonso Hidalgo triunfara y se convirtiera en la primera mujer en gobernar el Estado.

Y con apenas 10 días de gobernadora, el 24 de diciembre de 2018 se desplomó el helicóptero donde iba con su esposo Moreno Valle, falleciendo junto a tres tripulantes más.

Sirva lo anterior para encuadrar el apunte:

“En 2018 el PAN entregó alcaldía de Puebla a MORENA y en 2021 MORENA la regresará al PAN”.

En el primer tiempo elección 2018, el aspirante perfilado para la candidatura al ayuntamiento capitalino era Gabriel Biestro Medinilla y en esas “jugadas extraordinarias morenistas”, resultó que debería ser mujer las abanderas a las alcaldía de Puebla, San Martín Texmelucan, Tecamachalco, Huejotzingo y San Andrés Cholula.

Biestro acató determinación y empujó con todo a Claudia Rivera para que obtuviera la nominación, dejando en el camino a Rosa Márquez, Paola Migoya, Violeta Lagunes, Libertad Aguirre, entre otras.

Así, en abril 2018 dio inicia la campaña con las fórmulas Miguel Barbosa-Claudia Rivera por la gubernatura y alcaldía, contra Martha Érika Alonso-Eduardo Rivera.

Y en plena campaña Rivera Vivanco da el giro morenista al morenovallismo a través de su amigo de la infancia Andrés García, quien fue el “puente dorado” de Martha Érika Alonso-Moreno Valle-Luis Banck-Gali Fayad para negociar y pactar.

Incluso el alcalde Luis Banck llevó de gira a Nueva York a Claudia Rivera.

Y Claudia Rivera no dudó en asistir a la toma de posesión de la gobernadora Alonso Hidalgo.

Amén de los trascendidos del apoyo económico que recibió Rivera Vivanco del grupo morenovallista.

El día “D” de la elección en la capital se volcó estructura morenovallista por voto diferenciado… al Gobierno por Martha Érica, a la Presidencia Municipal por Claudia.

¿Y por el panista Eduardo Rivera?… Bien gracias, perdió.

De ahí la cita: En 2018 el PAN entregó alcaldía de Puebla a MORENA.

Y como cita el filósofo de Güemes: “Lo que sube, baja y lo que baja… sube”, así acontecerá en la elección del domingo 6 de junio cuando vuelvan a confrontarse en la urna los Rivera:

 Claudia & Eduardo.

Por lo que bajó en 2018, subirá en 2021.

O sea, MORENA regresará Presidencia Municipal de la capital al PAN en junio 2021.

¿En qué basa tan temeraria afirmación?, se le cuestionó al profesor Alejandro García Limón.

En un solo dato rotundo y contundente: “De cada 100 poblanos… 80 la reprueban y rechazan su reelección”.

Dijo que las encuestas hablan por sí mismas. Proyecciones que a dos meses de los comicios difícilmente variarán.

La encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica –levantó 25 y 26 de marzo- con la pregunta: ¿Por quién votaría si los candidatos fueran Eduardo Rivera Pérez (PAN-PRI-PRD) y Claudia Rivera Vivanco (MORENA-PT)?, arrojó:

… Eduardo Rivera Pérez, 36.6 por ciento de intención del voto.

… Claudia Rivera Vivanco, 21.4 por ciento de intención del voto.

Con estos números difícilmente doña Claudia logrará obtener la reelección, es real rechazo ciudadano hacia ella, aunado que no únicamente ven ineficiente su administración, sino también con –presuntos- actos de corrupción no solo en manejo del presupuesto… la prostitución es solapada y permitida por el pago de una cuota diaria que dan las -y los- sexoservidoras.

O bien, el resultado que arroja la Auditoría Superior del Estado que encontró más de 200 operaciones irregulares de 50 empresas, que llevan a un desfalco al erario municipal de 33 millones de pesos.

Conclusión:

En 2018 el PAN entregó alcaldía de Puebla a MORENA y en 2021 MORENA la regresará al PAN.

Ello se verá –y confirmará- la noche del domingo 6 de junio cuando se conozca encuestas de salida y PREP del órgano electoral.

Si no es que antes en el tribunal electoral echan abajo candidatura de Claudia Rivera Vivanco.

Al tiempo.

P.D. Este espacio toma un receso por Semana Santa.

Nos vemos lunes 5 de abril.

Por: Gerardo Pérez García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *