El tipo de cambio, después de las elecciones.

Después de las elecciones del 1ro de Julio, el tipo de cambio se ha mantenido, al menos por este tiempo, lo que algunos denominan “estable”, analicemos en las siguientes líneas, en que nos beneficia o nos perjudica los movimientos del tipo de cambio.

Primero, hay que establecer que un tipo de cambio que se mantenga por periodos largos sin grandes movimientos en su precio beneficia a todos porque se pueden llevar al cabo transacciones a mediano plazo en moneda extranjera, sin grandes riesgos. (pero, por favor, siempre que tenga una deuda en USD compre cobertura cambiaria, eso lo dejará dormir tranquilo).

Ahora bien, ¿Cuál es un precio bueno o malo del USD? Trataré a continuación de contestar esta pregunta.

En este momento un dólar americano, cuesta cerca de 19 pesos, este precio lo determina, nada más y nada menos, la oferta y la demanda del mismo y ¿Cuáles serían los efectos de que el dólar de un día para otro se fuera a 22 pesos? y ¿Cuáles serían los efectos contrarios, sigamos que se fuera a 17?

Veamos, si el dólar valiera mañana 22 pesos, lo que pasaría es que:

1ro. Los productos que exportamos se vuelven muy baratos, esto es, nuestras exportaciones se incrementarían

2do. ¡El viajar fuera de México a vacacionar, se vuelve muy caro!

3ro. Los productos que importamos se volverían muy caros y entonces llegaría un momento en que buscaríamos substituir importaciones, esto beneficiaría a la planta productiva mexicana.

4to. Si alguien del exterior viene a visitar México, se le hace muy barato, esto, promueve por sí solo, el turismo.

¿Y si el dólar valiera mañana 17 pesos?

Los efectos son exactamente los contrarios:

1ro. Nuestros productos se vuelven caros y exportamos menos

2do. Salir a vacacionar fuera de México se vuelve barato.

3ro. Los productos importados son más baratos y eso hace que la planta productiva se vea mermada.

4to. Tendríamos menos afluencia de turistas porque nos considerarían un lugar caro.

Si analizan lo anterior, lo que más nos conviene es un dólar caro, las bondades, ahí están. Claro, lo más importante es que los precios se fijen por el “libre mercado” de otra manera de un momento a otro se acumulan presiones y vienen las famosas devaluaciones.

Hay países como China que siguen una política monetaria de mantener su moneda barata o “bajo valuada” a propósito para ser baratos al exterior; esto no lo recomiendo, pero lo que les quiero dejar como mensaje, es que hay veces que nos quejamos de que el peso se fue de 15 a 18 o de 18 a 21, etc.

¡Lo anterior… NO es tan malo!

Por: Marco Ceron