El mejor del resto

No hay duda que Sergio Checo Pérez llegó con estrella a la Formula 1, desde que comenzó hace ya casi 9 años su andar en la máxima categoría es un ejemplo a seguir, en estos días pasados fue nombrado por la revista autosport (Para mucho la biblia del automovilismo) como el mejor piloto de F1 en lo que llevamos de calendario, por encima del campeón Lewis Hamilton.

A pesar del coche que tiene y todos los problemas que conlleva le ha podido sacar jugo al motor Mercedes, así como al manejo casi perfecto de cuidado de sus neumáticos el pasado premio de Baku en Azerbayan llegó en sexto lugar poniendo al Racing Point por delante de Hass, Renault y McLaren. Carrera con carrera mejora el rendimiento del coche, pero también aflora el talento del mexicano y esto lo reconocen sus mismos compañeros y los medios de comunicación internacionales.

Pero viene la pregunta entonces ¿Por qué sigue en un equipo donde sólo peleará del sexto lugar hacía abajo porque no puede aspirar a más? Los equipos poderosos como Mercedes, Ferrari y Red Bull tienen definidos a sus pilotos, Checo necesita que alguno de estos 6 pilotos tenga una mal temporada para poder aspirar a uno de sus asientos. Si repasamos, Mercedes, el equipo a vencer tiene a Lewis Hamilton como piloto uno y campeón actual y a Valteri Bottas que comenzó ganando ya dos carreras por lo que difícilmente se desprenderán de uno de ellos. Ferrari tiene a Vettel como piloto 1, es cierto que no ha rendido en estas cuatro carreras, pero se espera que mejore y difícilmente también saldrá, Leclerc el piloto de Mónaco acaba de llegar a Ferrari por lo que este año es su preparación lo que logré ya es ganancia le tendrán paciencia. En el caso de Red Bull tiene a Verstappen un piloto joven y agresivo al momento de manejar siendo su insignia en la pista de esta escudería y por el otro lado esta Gasly un piloto francés  que no ha podido estar a la altura de Verstappen por lo que puede que por ahí se abra la puerta para Pérez, el problema es que Red Bull tiene una escudería secundaria llamada Toro Rosso en donde foguea a sus pilotos dentro la F1 y después los sube a la escudería mayor, ahí Kviat está haciendo las cosas muy bien y se puede decir que tiene más posibilidades de llegar a un asiento de la escudería austriaca.

Como vemos Checo difícilmente puede aspirar a ser uno de los 6 pilotos de las tres grandes escuderías pero desde Racing Point está haciendo muy bien las cosas, sobe pasando lo que se esperaba de él y de el mismo equipo. A Checo para poner a dudar a las 3 grandes en contratarlo es ganar un premio, ya ha subido en varias ocasiones al pódium pero no hasta arriba, creo que si llega a conseguirlo, inmediatamente se pone a tiro para ocupar un asiento importante en la máxima categoría y así poder pelear por el campeonato.

Mientras Checo sigue demostrando que el talento del piloto es más importante que el dinero de sponsor y que el coche que se tenga, porque con poco a dado muchos frutos y seguirá subiendo su nivel estoy seguro. Pésele a quien le pese, Checo sigue siendo el mejor del resto de pilotos, sólo necesita una oportunidad en un grande para demostrar que puede ser campeón.

Por: Guillermo Lemus Legaspi