El Gatopardismo

El gatopardismo o lo lampedusiano es un termino curioso utilizado en Ciencias Políticas y en lenguaje político corriente, en general.

El hecho o procedimiento de “cambiar algo para que nada cambie”, tiene su origen en la paradoja expuesta en la novela El gatopardo, del escritor italiano Giuseppe Tomasi di Lampedusa (1896-1957). La cita original expresa la siguiente contradicción aparente:

“Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”.
“¿Y ahora qué sucederá? ¡Bah! Tratativas pespunteadas de tiroteos inocuos, y, después, todo será igual pese a que todo habrá cambiado”.
“…una de esas batallas que se libran para que todo siga como está”.

Se le llama Gatopardismo, porque viene de la frase “de noche, todos los gatos son pardos”

Y le suena a algo que haya pasaso recientemente en México? No? Vamos a ver, hace varios años el que es virtual Presidente electo de nuestro País militaba en el PRI, después de fue al PRD en donde fue candidato y al no logralo en 2 ocasiones fundo su propio partido al que le puso Morena y en donde el 81% de sus militantes proviene del PRI, algo aun mas ejemplificativo, es que hace 3 años el PRI ayudo al PT en una argucia legistlativa, a no perder su registro como partido, hoy, el PT tiene mas escaños que el mismo PRI.   Que fue lo que pasó? Que al saberse tan perdido el PRI en la voluntad de los electores para votar por ellos, se fue, poco a poco, cambiando a Morena, ellos sabian que aunque pusieran a un candidato que juraran que no venia del PRI (esa era su mayor virtud!!) la mayoría, determinaría un “voto de castigo” en contra del PRI por los escandadlos de corrupción de sus dirigentes, especialmente de los Gobernadores y así fue; el PRI no gano ninguna Gobernatura de las 8 en juego en las pasadas elecciones.

Si ustedes por ejemplo le preguntan al candidato a Gobernador del Estado de Puebla del PRI, el Sr. Enrique Doger, si tuvo algún apoyo de su partido? Les contestará… “Me dejaron solo!”

Así es, los Priistas salieron todos, como ratas en un barco (y si, ratas son), los primeros y se fueron a refugiar en donde casuiticamente del dieron cabida, en Morena. Así que esta usted presenciando un ejemplo vívido del gatopardismo, cambio todo, pero, desgraciadamente para México, nada va a cambiar… al tiempo.

Por: Marco Ceron.