PROGRAMAS PREVISTOS PARA CONFIGURAR EL BARRIO UNIVERSITARIO

Los resultados que arrojó la investigación en el polígono que fue predeterminado hipotéticamente como posible lugar para establecer el barrio. Los programas aquí expuesto como ideas generales se agrupan como se enuncian a continuación.

Programa de nuevo equipamiento urbano[1]

Este programa se refiere al establecimiento de bienes de consumo colectivo de apoyo a las actividades universitarias pero también contribuyen con servicios a la comunidad y de apoyo al turismo. Lo más urgente pero no lo único es lo siguiente:

 

  • Archivo General que agrupe los acervos universitarios: mapoteca, biblioteca Lafragua, hemeroteca Juan N. Troncoso, Archivo Universitario, DIDCAV. Hasta ahora se encuentran dispersos y su consulta se dificulta debido a que no disponen de salas adecuadas para tal fin. Se trata de que, con esa riqueza documental se conforme un sitio que realce más la importancia y el carácter de consulta y conocimiento de los documentos allí existentes.
  • Museo de la ciudad o Museo Universitario (sería distinto al de la Casa de los Muñecos). Contendría el patrimonio científico. La universidad posee una riqueza artística, científica y arquitectura inigualable, sin embargo, el actual museo universitario no ha podido o no ha sabido sacarle provecho. Además, algunos objetos no encontraron lugar en el museo.
  • Residencia para profesores:
    • Lugar para la estancia de los profesores visitantes, que sólo vienen por unos días. Su expresión espacial adoptaría la figura de hotel.
    • Lugar para los profesores visitantes que realizan estancias largas, por ejemplo: cursos semestrales, año sabático, cátedra patrimonial). Su expresión espacial adoptaría la figura de departamento, chalet, o casa, en el entendido de que, al tratarse de tiempos largos, el profesor traería a su familia.

________________________________________________________________________________

[1] Los equipamientos propuestos no necesariamente pertenecerían a la BUAP. Subrayamos que tratándose de un plan sectorial, inevitablemente deben considerarse todos los componentes urbanos independientemente del tipo de propiedad y el nivel de las propuestas también debe involucrar todos los ámbitos.

 

  • Vivienda para profesores extranjeros o nacionales que radicarían definitivamente en la ciudad y que prefieren el ambiente universitario.
  • Residencia para estudiantes (concepto distinto al de casa de estudiantes).
    • Con tutela de la Universidad
    • Vivienda habilitada para estudiantes
  • Es una demanda y un sentimiento añejo no sólo de los universitarios sino de los poblanos. Actualmente existen salas para exhibición en la Casa de Cultura, la empresa Macondo en la Casa de Arrieta y en la Universidad las facultades habilitan sus auditorios o algún aula para que funcione como cine.
  • Auditorio
  • Sala de conciertos es una necesidad insoslayable, el incremento de las actividades musicales y de su público, cada vez más exigente, constituyen una oferta atractiva. Si las 210 actividades culturales realizadas durante un año contaron con un público de 67,569 personas esto quiere decir que la demanda es significativa.
  • Los teatros de la ciudad son pequeños y eso dificulta la difusión y promoción de esta actividad.
  • La diversidad de formas, materiales y texturas del mobiliario hace una ciudad de contrastes. Urge también un proyecto de imagen urbana con propuestas de diseño de bancas, jardineras, casetas de teléfonos, postes, etc.

Con esta variedad de posibilidades Puebla debería tener un impacto cultural de mayor envergadura que Guanajuato con su Festival Cervantino, porque la actividad cultural en la angelópolis es natural, cotidiana, en tanto que en Guanajuato es una escenificación anual para turistas.

[1] Los equipamientos propuestos no necesariamente pertenecerían a la BUAP. Subrayamos que tratándose de un plan sectorial, inevitablemente deben considerarse todos los componentes urbanos independientemente del tipo de propiedad y el nivel de las propuestas también debe involucrar todos los ámbitos.

Por: Carlos Montero Pantoja