Comparte con tus amigos

Quienes han (hemos) tenido la fortuna de participar en el nacimiento de un periódico saben, conocen y valoran el caudal de esfuerzo, tiempo y dinero que lleva aterrizar el “número cero” que lleva, finalmente, al “número uno” y su lanzamiento al mercado.

Se dice fácil.

Parece sencillo.

Nada del otro mundo.

Qué va… es todo lo contrario.

Y ya en circulación, viene la segunda etapa: posicionarlo.

Y luego sostenerlo.

Tiempo que parece eterno, pero es tan fugaz, tan breve, que cuando volteas la mirada llegas al primero, al segundo, tercer aniversario y los subsecuentes.Y cuando el trabajo y esfuerzo empiezan a dar resultados, dividendos, resulta terrible que por circunstancias externas… te veas obligado a cerrar el periódico.

Esa es la historia de 24 Horas Puebla.

Nació el 23 de septiembre de 2015 bajo la dirección del periodista Mario Alberto Mejía.

Después de cuatro años y 10 meses de circulación diaria… 24 Horas Puebla cierra un ciclo el viernes 31 de julio de 2020.

Corresponderá a Patricia Corro Vázquez, directora General, tomar la fatal decisión de “bajar la cortina”.

Y así lo hará.

¿Cómo justificarlo?

¿Cómo sustentar el anuncio?

¿Lo publicas antes de cerrar la última edición?

¿O simplemente dejas de circular y punto?

Vale acotar.

El cierre conlleva un serial multifactorial que detona con la pandemia de Covid-19 y la respectiva cancelación de contratos y convenios publicitarios.

Se van a tejer una y mil historias del por qué ya no circulará 24 Horas Puebla.

Mas no tiene caso entrar en esos dimes y diretes.

Mucho menos a la especulación.

Y la confrontación.

Finalmente, cada medio escribe su historia.

Su antes y después.

Y el caminar de 24 Horas Puebla está impreso en su circulación –lunes a viernes– de cuatro años y 10 meses.

Ejemplar impreso que se obsequiaba.

Punto.

Vaya un abrazo fraterno y solidario a los directivos, equipo de redacción, personal administrativo y repartidores.

Este tecleador ya vivió esa historia, ese pasaje, ese tránsito del nacer y morir, periodísticamente hablando.

Primero en El Sol de Tehuacán.

Después en Somos.

Y en Puebla sin Fronteras.

Tres pasajes que han marcado mi caminar de 40 años en el periodismo.

Sin olvidar.

Siempre habrá un mañana.

Y ese despertar será mejor que el de ayer.

NUEVO PROYECTO PERIODÍSTICO

Por cierto, en breve se dará a conocer el lanzamiento de un nuevo proyecto periodístico.

No será de franquicia.

Será una marca 100% poblana.

Y dará de qué hablar.

Suerte para los empresarios que incursionarán en el periodismo.

No nos despedimos. Sólo es un “hasta luego”.

Mañana habrá Rumor sin Fronteras.

Todo es cuestión de darle tiempo al tiempo.

Al tiempo

Por: Gerardo Pérez García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *